Inicia las vacaciones navideñas de manera saludable

211
Saludable

La comida de la temporada de fin de año puede tener un impacto en nuestra salud, pero con algunos consejos nutricionales basados en la ciencia, será posible mantener el peso en el mes de enero.

Se puede trabajar duro para mantener la forma y cumplir con los objetivos durante todo el año, pero cuando llegan las vacaciones, es común caer en algunos malos hábitos. Las tentaciones están a la vuelta de la esquina; novenas de aguinaldos, cenas festivas, las galletas caseras especiales de la abuela y esos cocteles navideños complacientes. Después de un tiempo, todo suma, y el resultado aparece en la báscula al terminar las vacaciones.

Si bien es recomendable elegir sabiamente los dulces que se van a ingerir, no es necesario tener que privarse. El Dr. Oscar Quintero, Director Médico de Abbott, ofrece algunos consejos para pasar las vacaciones sin subir de peso ni afectar la salud.

1. Aprender a priorizar: los palitos de pan son una tentación en las reuniones. Se cree que tan solo unos pocos no traerán ninguna consecuencia.

Consejo profesional: se pueden comer palitos de pan cualquier día de la semana, durante todo el año. Un embutido de carne con queso y galletas es una merienda que se puede tener en cualquier momento. En cambio, las galletas de chocolate de la abuela es algo que sólo aparece en época de Navidad.

Es época de deshacerse de los refrigerios cotidianos y comer cosas especiales, totalmente libre de culpa. Al tomar decisiones para priorizar ciertos alimentos, se facilitará el control de las porciones.

2. Comer proteína: obtener suficiente proteína en cada comida ayuda a contribuir a una dieta equilibrada y a mantener el hambre a raya. Una investigación publicada en The American Journal of Clinical Nutrition muestra que junto con el entrenamiento regular de intervalos de alta intensidad, es necesario duplicar el consumo de proteínas (2 veces la cantidad diaria recomendada en el estudio) esto puede acelerar el crecimiento muscular y quemar grasa.

Consejo profesional: distribuir la ingesta de proteínas a lo largo del día. Buscar opciones como el pavo: es naturalmente rico en proteínas y ofrece nutrientes esenciales como las vitaminas B, el fósforo que estimula los huesos y el zinc. ¿Poco tiempo? Es recomendable tomar un batido de proteínas, de sencilla preparación, para mantener el hambre bajo control. Las opciones como los batidos ricos en proteína, que también contienen vitaminas y minerales, son buena alternativa.

3. Aumentar los entrenamientos: encontrar tiempo para ejercitarse durante las vacaciones puede ser un desafío. Se recomienda hacer un mínimo de 30 minutos de ejercicio de tres a cinco veces por semana. ¡No se debe olvidar de agregar pesas a la rutina! El músculo quema más calorías que las grasas, el entrenamiento de fuerza ayudará a mantener el metabolismo estimulado durante más horas del día.

Consejo profesional: al realizar entrenamientos agotadores, el cuerpo necesitará proteínas para recuperarse y desarrollar el músculo.

4. Regla de uno por uno: cuando se trata de las bebidas, se debe seguir la regla de uno por uno: tomar un vaso de agua entre cada bebida alcohólica. Además de mantener al cuerpo hidratado, esto ayudará a reducir el deseo de más bebidas.

Consejo profesional: cuando sea posible, se recomienda una cerveza liviana, una mezcla con vino o bebidas mixtas hechas con agua mineral, en lugar de cocteles azucarados y cremosos.

5. Fortaleza mental: Comer unas galletas sobrantes a la mañana no puede ser motivo para castigarse a sí mismo, se debe volver a la rutina saludable y evitar que esto desvíe todo el día.

Cambiar el enfoque mental para establecer patrones generales saludables es clave. Se debe tener claro la meta y la razón para alcanzarla. En pocas semanas, una rutina de nutrición dedicada se sentirá como un hábito familiar y será más fácil mantener los objetivos de salud y bienestar durante todo el año.