El inicio de la construcción de la primera línea del metro de la capital de Colombia se retrasaría al menos seis meses por el aislamiento decretado en varios países para frenar la expansión del coronavirus, informó el lunes la empresa a cargo de la obra.

La demora se presentaría en el caso de que no se logre adjudicar la interventoría del proyecto -que se encarga del seguimiento técnico a la ejecución de los contratos-, ante lo que la Empresa Metro Bogotá (EMB) accedió a extender del 14 de abril al 27 de mayo el plazo para que los seis consorcios internacionales presenten sus propuestas.

Entre los interesados se cuentan empresas de España, Alemania, Estados Unidos, México y Brasil.

El proyecto de construcción de la primera línea del metro de Bogotá, que tiene un costo de 13,8 billones de pesos (3.550 millones de dólares), fue adjudicado en octubre del año pasado al consorcio Apca Transmimetro, liderado por las empresas chinas Harbour Engineering Company Ltd.(CHEC) y Xi’an Metro Co. Ltd.

“La decisión se tomó ante las restricciones operativas y de desplazamiento ocasionadas a nivel mundial por la pandemia del Covid-19”, precisó un comunicado de la Empresa Metro de Bogotá.

El gerente de EMB, Andrés Escobar, explicó que “las obras principales del metro, a cargo del consorcio chino, no pueden comenzar sin contar con interventoría”.

“Por esa razón, en caso de que la licitación internacional para seleccionar el interventor llegara a quedar desierta, habría que realizar otra licitación y el inicio de las obras se retrasaría seis meses por lo menos”, afirmó.

El metro ha sido el centro de una disputa política durante años y es considerado como una obra clave para descongestionar el caótico tráfico de la capital de más de siete millones de habitantes y complementará el actual sistema de autobuses TransMilenio.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, estimó que la primera línea del metro estaría lista en 2028.