camara por Bolivar

Un equipo de investigadores del Instituto de Cerámica de Shanghái está trabajando en un papel resistente al fuego y al agua. Un papel capaz de soportar temperaturas de hasta 200 grados Celsisus y que puede limpiarse con agua en caso de ensuciarse con alguna otra sustancia.

El papel es resiste el agua incluso cuando está dañado, por lo que puede limpiar el papel sin dañar la tinta, revolucionando los materiales de archivo y permitiendo que los documentos sean más resisentes. El equipo trabaja en este material desde 2008 pero ahora, más de seis años después, han patentado la tecnología y esperan que pueda salir al mercado en un plazo de tres años.

El papel está hecho con hidrioxiapatita, una forma del calcio que se encuentra en huesos y dientes y que hace que este papel tenga esas cualidades. Según el investigador principal del proyecto, el profesor Zhu Yingjie, aunque hay varias formas de lograr la resistencia al agua o al fuego, “esta es la primera vez que se combinan ambas propiedades”.

“Tradicionalmente el papel está hecho de fibras vegetales, que se destruyen con facilidado al entrar en contacto con cualquier tipo de líquido”, explica el profesor Zhu, en unas declaraciones que recoge ‘Mashable’.

El documento costará “unos pocos yuanes más” que el papel A4 usado en la actualidad. Sin embargo, el precio de este papel resistente podría reducirse si llegase a producirse en masa. Habrá que esperar para ver si, en unos años, este material casi indestructible llega a las tiendas.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente