La fuerza del huracán Irma llegó a desviar la corriente del mar, causando el retiro del agua en la costa de Bahamas, en una escena que desató fuertes temores en la población, que estaba a la expectativa sobre qué podía significar este fenómeno, publica Infobae.

“Como meteoróloga, hay algunas cosas que uno solo ve en los libros pero nunca se ven. Se sabe que pasa en la teoría, pero las posibilidades de verlos son casi inexistentes. Éste es uno de ellos”, señaló la experta Angela Fritz, editora de la sección del clima del Washington Post.

La grabación fue compartida por una usuaria en Twitter muestra cómo el agua se retiró de la orilla en Long Island, una playa de Bahamas, cuando las tormentas del huracán se acercaban a la región. “¡El agua del océano no está!”, escribía con asombro Kaydi_K, todavía sin creer lo que veían sus ojos.

La joven recorrió la arena en zonas donde solían azotar las olas, encontrando restos de moluscos y otras especies.

Según explicó Fritz, Irma es tan fuerte y la presión es tan baja que está “chupando”el agua de la zona hacia el corazón de la tormenta.

No obstante, aclaró que no es una señal de tsunami, que era una de las principales preocupaciones de la población local: “El agua regresará a Long Island y probablemente no con gran fuerza, cerca de la tarde del domingo”. Posteriormente, usuarios reportaron que el agua fue poco a poco volviendo a la normalidad.

Bahamas, vecina de Cuba, pudo escapar casi ilesa de los horrores de este feroz huracán, sin víctimas ni daños mayores de infraestructura. Las autoridades informaron que los edificios principales resistieron los vientos y que varias líneas eléctricas y árboles fueron derribados, así algunos techos dañados y carreteras invadidas de escombros.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente