Desde hace años venimos viendo cómo el cine nos muestra las grandes probabilidades que tenemos de hacernos millonarios gracias a las acciones, Wall Street, y todos esos términos que mucho no conocemos pero sabemos que están relacionados a la riqueza, ostentación, etc. Aunque sea algo realmente difícil de lograr, lo cierto es que se puede sacar rédito económico a aquellos ahorros que tenemos en la cuenta devaluándose día a día.

Para introducirse seriamente en este apasionante mundo, a continuación te diremos qué es la bolsa, con cuánto arrancar a invertir en línea y muchos más aspectos determinantes. La plataforma de mercados en línea es uno de los portales más seguros y estables de internet en términos de inversiones digitales, adaptando la posibilidad de que todos los usuarios puedan generar un rendimiento por su capital atado a un riesgo.

¿Qué es la bolsa?

La bolsa de valores es aquella institución financiera en la cual diariamente se llevan a cabo transacciones públicas de compra-venta de activos. Para explicarlo de forma más simple, es el lugar en el que las propiedades se dividen en pequeñas partes y personas particulares son capaces de comprar algunos porcentajes para ser parte activa del crecimiento.

Sus raíces son estrictamente belgas, y se deben a la familia Van der Buërse que era la propietaria del edificio que servía como punto de encuentro en reuniones mercantiles muy importantes durante el siglo XIII. Dicha actividad empezó a llamarse Buërse en honor a ellos y se extendió tanto durante los años que en el 1602 se conformó la prima bolsa de valores en Ámsterdam, Holanda.

¿Por qué salen a bolsa las empresas?

Las empresas tienen al menos 2 motivos muy grandes para salir a la bolsa. El primero consiste en la obtención inmediata de liquidez para crecer a mayor velocidad. Y la segunda razón, es que deben generar suficiente liquidez para los accionistas privados. De esta manera, estar en la bolsa implica una gran cantidad de ventajas, de las cuales la obtención de prestigio y credibilidad son sus pilares. Podríamos decir que una organización es 100% seria cuando empieza a cotizar en una bolsa.

Con cuánto arrancar

Sobre cifras específicas, la realidad es que dependerá de los mercados en línea que te interesen. Por ejemplo, en Futuros normalmente se empieza a invertir con unos 5000 o 10 mil dólares, mientras que en el mundo crypto tan solo con 5 dólares es suficiente para arrancar e ir ganando experiencia. Con respecto a la bolsa, es necesario comprender que las inversiones son a largo plazo con tiempos no menores a los 3 o 5 años hasta percibir buenas ganancias.

Cuándo es buen momento de invertir

Los expertos en el tema afirman que el ciudadano que va a invertir debe contar con una mentalidad inversora, o sea, que mensualmente aparte un pequeño porcentaje de su sueldo para comprar acciones, bonos, criptomonedas, o lo que sea que esté buscando. El momento ideal será aquel en el cual se sienta con los conocimientos suficientes como para no perderlo todo rápidamente.

¿Cómo se obtienen los beneficios?

Cuando te hayas hechos con una pequeña parte de la empresa que hayas analizado, tendrás dos maneras de ganar:

Reparto de dividendos: Cuando obtienen beneficios, algunas empresas se encargan de repartirlos entre sus accionistas dependiendo del porcentaje de participación que tengan.

Mayor valor de la participación: En caso de que aumente su valor en la bolsa, podrías vender más caras las acciones que compraste más baratas. Así, obtendrás la diferencia.

Consejos y estrategias para invertir sin arruinarse

Como todos sabemos, las ventajas son varias: ganar dinero a partir de lo invertido, multiplicar la riqueza, generar ahorros útiles para el futuro, conseguir experiencia en el mercado, y más. Sin embargo, también tiene desventajas muy importantes que te podrían hacer perderlo todo. Por ese motivo, es clave que tengas en cuenta estos consejos:

Saber cuándo parar: Antes de arrancar a operar, debes tener bien en claro hasta dónde estás dispuesto a perder y jamás superar dicha cifra. Algunos insisten en que la pérdida no debe superar el 2% de tu capital total, mientras que otros son más arriesgados y llevan el monto permitido hasta el 4% o 5%.

Nadar a contracorriente: Comprar cuando todos venden y vender cuando todos compran es un excelente consejo que podrías poner en práctica para obtener rentabilidades rápido. No importa vender en el pico de la ola, sino ganar dinero.