Un grupo internacional de investigadores analizó la trayectoria del objeto espacial y determinó cuáles podrían ser las estrellas anfitrionas del asteroide, famoso por su misteriosa procedencia y forma peculiar.

El asteroide Oumuamua fue el primer visitante de un sistema estelar lejano que entró en el sistema solar tras colisionar con otro cuerpo celeste hace miles de millones de años.

Una vez descubierto por los astrónomos de Hawái, Oumuamua llamó la atención de los científicos y observadores gracias a su origen y extraordinaria forma.

La procedencia del misterioso objeto celeste llegó a ser un desafío para los investigadores. Según el reciente estudio, el ‘pepino’ podría haber llegado desde alguna de las siguientes cuatro estrellas: la enana HIP 3757, la estrella semejante al Sol, HD 292249 y otras dos estrellas sin nombres.

La HIP 3757 es una estrella enana roja que se acercó a 1,96 años de luz a Oumuamua hace aproximadamente un millón de años. La HD 292249 es similar a nuestro Sol y se acercó al asteroide hace unos 3,8 millones de años.

Anteriormente, los astrofísicos estudiaron la luminosidad de Oumuamua y concluyeron que el asteroide llevaba girando caóticamente miles de millones de años y seguiría haciéndolo.