El mundo ha dejado de poner foco en los Millennials y empieza a mirar a la generación Z, los cuales son muy jóvenes (los mayores apenas llegan a los 20 años), este foco de miradas ha generado mitos sobre quiénes realmente son y qué serán en el futuro. Ipsos revela un informe completamente detallado sobre esta generación, el cual aborda el comportamiento, gustos y preferencias, con el objetivo de entender esta particular generación.

El estudio de Ipsos indica que la generación Z se mueve entre lo progresivo y lo tradicional en diferentes temas, sobre todo en los que alguna vez fueron la piedra angular de la agenda social: un ejemplo de ello es la libertad e igualdad de género. La ‘Gen Z’ -en general- tiene la misma percepción que las personas mayores a ellos, pero existen excepciones; en Estados Unidos, donde la aceptación de la homosexualidad está menos extendida, las generaciones más jóvenes se destacan por ser mucho más liberales, siete de cada diez no tienen problemas con las relaciones entre personas del mismo sexo, a gran diferencia del 43% de los Baby Boomers.

¿En realidad son rebeldes?

En los últimos años hubo un declive de comportamientos asociados con jóvenes rebeldes. En comparación con los Millennials de la misma edad, la Generación Z consume menos bebidas alcohólicas, participa en menos actividades sexuales y no comente la misma cantidad de delitos.

El consumo de alcohol entre los adolescentes se ha debilitado en Europa y los Estados Unidos. Por ejemplo, en Reino Unido, los menores de 13 a 15 años tienen casi la mitad de probabilidades de haber probado alcohol en comparación de los Millennials a esa edad en 2004. En general, este grupo también tiene menos probabilidades de cometer un crimen o verse involucrado en riñas.

En cuanto a salud se debe recalcar sobre un problema general, la obesidad. Hay una lenta tendencia al alza en la obesidad infantil, las probabilidades parecen acumularse en contra de la generación Z manteniendo un peso saludable hasta la edad adulta. El indicador más fuerte de obesidad en los niños es socioeconómico, no generacional –realmente-. Asimismo, hay un efecto hacia una menor actividad física en algunos países, en parte debido a que prefieren pasar más tiempo en línea, reduciendo a la mitad la proporción de los niveles de actividad física recomendados en más del 50% de los jóvenes de 13 a 15 años.

Otro aspecto importante lo comentó Ana María Latorre, Chief Client Officer en Ipsos Colombia de Ipsos: “La generación Z tiene más confianza en otras personas, seis de cada diez (61%) confían en otra persona de la calle, a diferencia del 36% de los Millennials que estuvieron en su edad, pero esto no cambia de la ‘crisis de confianza’ en las instituciones. Las personas siempre han tenido diversos grados de escepticismo hacia las grandes instituciones, y la generación Z no es diferente a las anteriores en ese sentido”.

Más digitales y sociales

Los diferentes formatos de comunicación que han aparecido gracias a la tecnología, son patrón dominante de la generación Z: las redes sociales y nuevos medios han aumentado la cantidad total de tiempo que pasan usándolos. Los adolescentes y adultos jóvenes de hoy están expuestos a más de 13 horas al día en medios, dos horas más que cualquier otra generación.

Este comportamiento se debe a la multitarea. Se pasan cuatro horas al día en dos o más actividades simultáneamente, el doble de tiempo que vemos con los Millennials, lo cual refleja el hecho de que el gran cambio es hacia la comunicación interactiva, en lugar del consumo directo. Un tercio de la exposición de ‘Gen Z’ a los medios se gasta en la comunicación, lo que equivale a 22 horas a la semana, en comparación de las 15 horas de los Millennials y menos de diez horas para los Baby Boomers.

Sin embargo, la naturaleza de esta “observación” está cambiando significativamente. Solo un tercio del tiempo lo gastan en televisión en vivo, mientras que para los Millennials es más de la mitad, y para los Baby Boomers es alrededor de las tres cuartas partes. La televisión o las películas pagadas han perdido relevancia y los cortos o videoclips en línea constituyen una proporción mucho mayor del hábito, incluso en comparación con los Millennials.

Reflejando muchas otras características la generación Z usa las redes sociales como una capa de plataformas, con una preferencia más plena en servicios como Facebook, Snapchat e Instagram. Eso sí, la tendencia es la disminución en el dominio de Facebook, la cual sigue siendo una parte vital de su mezcla de redes sociales.

Menos preocupados de la privacidad

Es difícil comparar las actitudes generacionales con respecto a la privacidad de los datos de manera similar: es imposible eliminar los efectos de la edad al comparar a los jóvenes actuales con las generaciones anteriores porque el contexto ha cambiado.

“Aun así, la generación Z le preocupa un poco menos su privacidad en línea que a los grupos más antiguos; a nivel mundial el 65% de los ‘Gen Z’ se interesan por la información que las empresas recopilan sobre ellos cuando se conectan, es menos en comparación con el 73% de los Millennials; el 77% de la generación X; y 76% de los Baby Boomers”, agregó Latorre.

Las personas más jóvenes son un poco más felices que los mayores a la hora de compartir datos con las empresas y marcas que les han dado servicios y productos personalizados a los que se han acostumbrado. En los mercados emergentes, el 56% de los jóvenes de 16 a 24 años están contentos de hacerlo, en comparación del 51% de los jóvenes de 25 a 34 años.