Irán ejecuta a un científico nuclear por espiar para Estados Unidos

321

Irán ha ejecutado este domingo al científico nuclear Shahram Amiri tras ser hallado culpable de espiar para Estados Unidos, según ha informado e un portavoz de la Judicatura de la República Islámica y confirmado a la BBC la familia del fallecido.

La madre de Amiri ha explicado que el cuerpo de su hijo le ha sido devuelto con marcas de cuerda en su cuello, lo que indica que fue ejecutado en la horca.

Amiri, nacido en 1977, desapareció durante un peregrinaje a La Meca en 2009 y reapareció un año después en Estados Unidos. El científico había denunciado haber sido secuestrado por la CIA, que le puso bajo «una intensa presión psicológica para revelar información clasificada», según manifestó en unas grabaciones que hizo supuestamente mientras estaba en el país norteamericano.

«Me llevaron a una casa que estaba en alguna parte y que no conocía» dijo Amiri en el vídeo, «y me dieron una inyección anestésica».

En un segundo vídeo, Amiri afirmaba haber «escapado de la CIA» y regresó a Teherán a 2010 como un héroe, pero fue detenido poco después. Un tribunal sentenció que había estado colaborando con Estados Unidos todo el tiempo.

«A través de su conexión con Washington, Amiri entregó al enemigo información vital sobre este país», ha declarado el portavoz de la Judicatura iraní, Gholamhossein Mohseni Ejei, a la agencia oficial de noticias de la República Islámica, IRNA.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente