Italia detiene a sospechosos terrorismo vinculados a ataque de Berlín

En la foto: El terrorista tunecino Amri Anis Amri, responsable del ataque al mercado navideño en Berlín, fue abatido por la policía en Milán

190
Anis Amri+1

La policía italiana detuvo a cinco supuestos cómplices de Anis Amri, autor del atentado terrorista contra un mercado de Navidad de Berlín a finales de 2016, según informaron hoy los investigadores.

Las detenciones se produjeron en Roma y en Latina, a unos 70 kilómetros al sureste de la capital, en el marco de una operación más amplia contra el terrorismo ante las preocupaciones de sufrir ataques en Roma durante las celebraciones de Semana Santa. Las redadas también se extendieron a Viterbo, Matera, Nápoles y Caserta.

El tunecino Amri vivió en el área donde se produjeron las detenciones en 2015, antes de trasladarse a Alemania.

A los detenidos, de nacionalidad tunecina, se los acusa de actividades vinculadas al terrorismo internacional, de favorecer la inmigración ilegal y falsificación de documentos, entre otros, informaron medios italianos.

La policía italiana cree que integraban una red con la que tuvo contacto directo Amri, que mató a 12 personas al arremeter con un camión en un mercado navideño el 19 de diciembre de 2016 en la capital alemana. Cuatro días después fue interceptado y abatido en un control policial cerca de Milán, en Italia.

La policía cree, por ejemplo, que la red le proporcionó documentos falsos para ayudarlo a escapar. Según la policía, tres habían sido expulsados de Italia, dijo sin dar más detalles.

Amri llegó a Italia en un barco con otros migrantes en 2011 y pasó años en prisión antes de conseguir viajar a Alemania. Había solicitado asilo pero no lo consiguió.

Tras el atentado de Berlín se cuestionó cómo pudo regresar a Italia, algo que la policía italiana cree ayudarán a resolver los arrestos de hoy.

Italia es el único gran país de la Unión Europea (UE) que hasta ahora no ha sufrido grandes ataques islamistas, pero las últimas redadas han desatado la alarma.

El martes fue detenido un profesor islámico que había animado a jóvenes a la lucha armada en Foggia, en el sur, y el miércoles un potencial “lobo solitario” -como se conoce a los atacantes que actúan solos en nombre de alguna organización terrorista- fue detenido en Turín.

En una entrevista con el diario “La Repubblica”, el ministro del Interior, Marco Minniti, recordó que la milicia terrorista Estado Islámico (EI) lleva “al menos cuatro o cinco meses” señalando a Roma como objetivo “altamente simbólico”. El miércoles Minniti encabezó un encuentro extraordinario en el que pidió más controles en lugares turísticos y otros sitios sensibles.

A comienzos de semana, el papa Francisco se reunió con la policía en el Vaticano y le agradeció por asegurarse de que algunos locos no puedan cometer “una masacre”.