En la XI Cumbre de las Telecomunicaciones de Colombia se entregó por primera vez el premio Jaguar de Oro a quienes aportaron a la industria nacional de las telecomunicaciones desde cualquier lugar del país.

Lorena Angarita, la presidente de Red Intercable TV Colombia y Diego Molano, concejal de Bogotá, presidieron la entrega de los galardones.

“La economía naranja es y debe ser una gran oportunidad para enlazar, rediseñar y avanzar, para que la industria de telecomunicaciones tenga esa segunda posibilidad de desarrollarse a nivel nacional. En el caso de la capital del país sabemos que los medios comunitarios cumplen un papel importante para la economía colombiana , son fuente vital para toda democracia garantizan transparencia dan voz a las comunidades y su rol debe ser resaltado.”, afirmó Molano.

Y agregó : “estos medios cumplen un papel fundamental en la formación del público local, ¿qué tal si la gran campaña de pedagogía del Código de Policía se hace a través de los medios alternativos? Si desde la administración distrital apoyamos estas plataformas locales para que la ciudadanía comprenda su importancia e interiorice las normas”.

La primera galardonada de la mañana fue Luz Marina Arango, quien lleva más de 20 años en la Industria y a través de su empresa, Andina Link, se convirtió en una exitosa emprendedora en el sector. También fueron galardonados Fernando Muñoz, director del canal comunitario de la Unión Valle; Teresa Ríos representante de la Industria de Telecomunicaciones y Antonio Hernández Llamas, director del Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal.

La décimoprimera cumbre de telecomunicaciones reúne miembros de la industria; realizadores de televisión comunitaria, televisión por suscripción, proveedores de Internet, canales de producción propia y los representantes de los medios alternativos e independientes de la capital.

El objetivo de Red Intercable Tv Colombia, con el apoyo de la Federación Nacional de Concejos Regionales, organizadores del evento, es contribuir para que los empresarios y líderes de las telecomunicaciones locales puedan llegar a tener el reconocimiento y apoyo institucional como lo tienen procesos tan solidos como sus pares en Argentina y México.