El actor estadounidense Johnny Depp se disculpó, en un comunicado remitido a la revista People, por unos comentarios realizados en el festival de música de Glastonbury en Reino Unido, donde se preguntó por la última vez que un actor asesinó a un presidente de Estados Unidos.

“Pido disculpas por el chiste de mal gusto que traté de hacer anoche sobre el presidente Trump”, indicó el protagonista de la saga Piratas del Caribe. “No se entendió como yo pretendía, fue un comentario sin malicia. Solo trataba de divertir a la gente, no de herir a nadie”.

Esas manifestaciones de Depp fueron condenadas por la Casa Blanca. “El presidente Trump condena la violencia en todas sus formas y es triste que otros como Johnny Depp no sigan su ejemplo”.

En enero pasado, la cantante Madonna dijo en Washington que pensaba mucho sobre hacer estallar la Casa Blanca, y el rapero Snoop Dogg también causó polémica por un video musical en el que aparece apuntando con una pistola de juguete a Trump, representado por un actor maquillado como un payaso.