En el marco de la celebración de los 30 años de la Convención de los Derechos del Niño (CDN), se construyó una alianza denominada “Joining Forces”, entre las seis organizaciones internacionales más importantes de la sociedad civil que trabajan por la niñez de Colombia, con el objetivo de reconocer a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos.
Esta alianza entre World Vision, Plan Internacional, Save the Children, Aldeas Infantiles, Terre des Hommes y Child-Fund Alliance, ha permitido visibilizar los avances y desafíos del país en la garantía de los derechos de la niñez, y a su vez, reafirma que la implementación de estas nuevas iniciativas requiere transformaciones de orden legislativo, en la arquitectura institucional del Estado, en la destinación de recursos públicos y en la participación de la sociedad.

Estas son algunas de las cifras que arrojaron los avances Joining Forces:

  • Adopción: 48.254 niños, niñas, adolescentes han sido dados en adopción entre el año 1997 al 2018. Sin embargo, todavía se encuentran cerca de 3.536 casos de niños y niñas que esperan crecer en el seno de una familia.
  • Pobreza: 1.7 millones de familias superaron la pobreza entre el 2008 y 2018.
  • Embarazo infantil: Pasó de una tasa del 20,5 en el 2005 a 19,5 en el 2018. El embarazo en niñas de 10 a 14 años pasó de 1% al 0.9%, y de adolescentes de los 15 a 19 años pasó del 22,5% a un 20,1% según el DANE.
  • Trabajo Infantil: Pasó de una tasa de 10,2 en el 2010 a 5,9 en el 2018.
  • Educación: La tasa de educación primaria pasó de 47,2% a 71% y para la educación básica secundaria pasó del 80,9% al 84%.
  • Migración: Más de 25 mil niños y niñas de origen venezolano nacidos en Colombia podrán ser nacionalizados.
  • Responsabilidad Penal: 251.455 adolescentes entre los 14 y 18 años ingresaron al sistema penal entre el 2007 al 2018.

Las organizaciones reclaman que también es necesario garantizar que los niños y niñas no sean separados de sus familias por razones de pobreza o recursos financieros, entre las recomendaciones para los demás derechos de la infancia y adolescencia. “Lo anterior, sin olvidar que en el marco del Acuerdo de Paz se establecieron unos compromisos cruciales para el país que impactarían a niños, niñas y adolescentes, ya que aún están pendientes por resolver: temas como educación rural, por ejemplo, está en espera de una propuesta para su desarrollo”, advierte el documento.