Este sábado el diputado Juan Guaidó fue electo como nuevo presidente de la Asamblea Nacional para el periodo 2019.

En su primer discurso, el parlamentario envió un conmovedor mensaje a los venezolanos que han perdido la esperanza de un cambio ante el fracaso de las protestas de 2017 y la masiva migración que ha obligado el gobierno.

Guaidó dijo que está consiente de que hay personas que dudan si ha valido la pena toda la lucha que ha hecho la oposición para buscar elecciones democráticas, ante esto dedicó el siguiente mensaje:

“Muchos de quienes escuchan y leen estas palabras se cuestionan si el quedarse, luchar y el sacrificio de tantos vale la pena, si renunciamos no vale nada, pero si insistimos hasta la libertad, lo valdrá todo (…) Mientras haya un ciudadano que se niegue a rendirse, sin duda vale la pena la lucha”, afirmó el diputado.

Insistió en que aún no es tarde para salir de la crisis venezolana . “Vamos hacia un rumbo histórico a la lucha de una mejor Venezuela, y esto no es falso optimismo”, dijo.


Destacó que a partir del próximo 10 de enero, el Parlamento, siendo el único poder legítimo en el país, asumirá la representación del pueblo venezolano.

Reafirmamos la ilegitimidad de Nicolás Maduro. A partir del 10 de enero estará usurpando la Presidencia de la República y en consecuencia, esta Asamblea Nacional, como único poder electo, asume la representación del pueblo de Venezuela”, anunció Guaidó.

“La solución pasa por un camino claro, que cese la ocupación que se dará luego del 10 de enero, convocar las condiciones para un gobierno de transición y que con el respaldo del pueblo y de la Fanb logremos elecciones libres”, agregó.

“La presidencia no se encuentra vacante, sino usurpada, estamos en dictadura y debemos actuar ante esa dura realidad, debe quedar claro”, sentenció durante su discurso de juramentación como presidente de la AN.

Pidió apoyo del pueblo venezolano para lograr los propósitos necesarios para devolver la democracia al país: “no depende solo del Parlamento nombrar una ley, nombrar a alguien, depende de todos”.

En ese orden de ideas, explicó que las decisiones que se tomen en la AN, deben contar con “las expresiones simultáneas del pueblo y la comunidad internacional”.

“Necesitamos de nuevo su confianza, necesitamos su respaldo y el de la comunidad internacional, para recuperar la democracia en Venezuela”, expresó.