La Fiscalía General de la Nación imputó cargos a Ubaldo Enrique Pacheco Julio, alcalde de Cáceres (Antioquia) por los delitos de peculado por apropiación, prevaricato por acción, contrato sin cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos.

Los cargos fueron imputados porque al parecer, durante su periodo como alcalde (2012-2015) se presentaron anomalías en la compra de terrenos para proyectos de vivienda de interés social incluidos dentro del Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Inicialmente, el Concejo de Cáceres (Antioquia), mediante el acuerdo 002 del 7 de Marzo de 2013, autorizó a la administración municipal para gestionar un préstamo por $1.600.000.000, con el objeto de adquirir lotes para la construcción de vivienda. El entonces alcalde acudió a una entidad financiera, consiguió el dinero requerido y suscribió un contrato de prestación de servicios con Luis Alberto Mora Rendón, quien realizaría un peritaje sobre un conjunto de terrenos para establecer su valor comercial y proceder con la compra.

Al parecer, el avalúo definió unos costos superiores a los fijados por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y esos sobrecostos habrían sido pagados por la Alcaldía de Cáceres, por lo que se generó un detrimento patrimonial de $845’093.080.

Según la investigación se pudo constatar que la administración municipal desembolsó $716.845.672 por un terreno ubicado en el corregimiento El jardín, cuyo valor real era de $528.000.000. Así mismo, pagó $880.000.000 por un predio en la Hacienda Los Nogales, en zona rural del municipio, que según el Instituto Agustín Codazzi su costo no superaba los $220.800.000.

El exalcalde Pacheco Julio fue capturado y puesto a disposición de un juez de control de garantías, no se impuso ninguna medida privativa de la libertad y seguirá vinculado al proceso. Por este mismo caso, fue judicializado Luis Alberto Mora Rendón, el perito contratado por la Alcaldía de Cáceres, quien cumple detención domiciliaria.