Jueces envían a la cárcel a siete de los 12 capturados en Operación Vesta II

78
capturados

Como resultado de la Operación Vesta II en Cartagena de Indias, dos jueces cobijaron con detención intramuros a siete personas de las 12 capturadas el pasado sábado. Tres más quedaron en libertad pero continúan vinculados a la investigación.

La Operación se centró en cuatro líneas de investigación: I) Playas, II) Tatuadores, III) Torre del Reloj y IV) Agresores Sexuales. En cada una funcionarios de la Fiscalía y la Policía Nacional recopilaron pruebas durante meses.

I) Torre del Reloj.
En esta línea de investigación fueron capturadas cuatro personas. Luz Marina Guerrero López y Maryis Angélica Berrio Montes quienes fueron cobijadas con detención intramuros en la cárcel San Diego de Cartagena de Indias, mientras que a Paulo Andrés González Ochoa y a Sara Puello Vanegas el juez les otorgó el benefició de la libertad, pero continúan vinculados a la investigación.

A Luz Marina Guerrero López le fue imputado el delito de proxenetismo con menor de edad, al comprobársele que facilitó la participación de una niña en actividades de explotación sexual.
A Maryis Angélica Berrio Montes se le imputó el mismo delito, tras las pruebas presentadas por la Fiscalía las cuales indican que la mujer organizaba los encuentros con una adolescente venezolana.
A Paulo Andrés González Ochoa el ente acusador le imputó el delito de estímulo a la prostitución de menores. Él era, al parecer, quien ofrecía los servicios de menores de edad en las inmediaciones de la Torre del Reloj.
A Sara se le imputó el delito de estímulo a la prostitución de menores tras recoger pruebas que ella admitía en el hotel que administraba el ingreso de jóvenes, al parecer, menores de edad, para que sostuvieran relaciones sexuales con un adulto.
Tatuadores.
En este caso fue capturado Gerard Enrique Doría Maza, a quien le imputaron los delitos de proxenetismo con menor de edad y acceso carnal violento con menor de 14 años.

Este hombre es señalado de ser el encargado de captar con engaños a las víctimas, menores de edad, para el capitán en retiro de la Armada Nacional, Raúl Danilo Romero, quien está condenado a 21 años y 9 meses de prisión por los mismos hechos. En este caso se ha afirmado que el exoficial abusaba sexualmente de los menores.

Agresores sexuales.
Dos personas fueron capturadas en esta línea, se trata de: Alexander García Mendoza a quien le imputaron los delitos de acceso carnal violento y explotación sexual comercial. En este caso el implicado fue cobijado con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.
Según se ha mencionado este hombre, al parecer, abuso de su sobrina y le ofrecía dinero a cambio de sostener relaciones sexuales con él.

Eduardo Iván Magallanes Sierra, quedó en libertad luego de que la Fiscalía le imputara el delito de acceso carnal violento con menor de edad. Magallanes es acusado de acceder sexualmente a su prima.
Steven Gordon, también quedó en libertad pero vinculado a la investigación por el delito de acceso carnal violento con menor de 14 años, al estar señalado de acceder a una sobrina.
Playas.
Esta línea está relacionada con Liliana Campos Puello, alias ‘La Madame’. En este caso la Policía capturó a cuatro miembros de su familia y les imputó los delitos de trata de personas, inducción a la prostitución y concierto para delinquir.

A Gustavo Adolfo Ruíz, su compañero sentimental; a Carlos Enrique Campos Caballero, su padre; y a Fabio Ricardo Castro Puello, su primo; un juez los cobijó con detención en centro penitenciario y fueron enviados a la cárcel San Sebastián de Ternera. Omar Alexander Campos Robles recibió el beneficio de libertad, pero continúa vinculado a la investigación.

Gustavo Adolfo Ruiz, presuntamente se encargaba de manejar la red de proxenetismo desde que ‘La Madame’ está en la cárcel.
Ruiz sería quien coordinaba eventos sexuales y sabía cuánto y cómo era la manera de cobrar en cada servicio. Cuando la detenida estaba en libertad la acompañaba a Barranquilla (Atlántico) al cambio de dinero, al parecer, producto de la explotación sexual.

Según las investigaciones Carlos Enrique Campo Caballero, padre de ‘La Madame’, era quien se encargada de acoger, en dos casas ubicadas en el barrio Manga de Cartagena de Indias, a las mujeres explotadas sexualmente, él vivía en una de ellas. Además, informaba a su hija de los movimientos que tenían las mujeres.
A Fabio Ricardo Castro Puello, la Fiscalía lo acusó de acuerdo a información que entregaron las agencias ICE y Home Land Security del gobierno de los Estados Unidos de América, de ser quien trasladaba a las mujeres explotadas sexualmente a países otros países.
Omar Alejandro Campos Robles, era quien acompañaba, controlaba y custodiaba a las mujeres a los eventos en yates, casas en el Centro Histórico y a las islas de Cholón y Barú.