Este viernes 13 de agosto, en horas de la noche, se realizó una acción de protección en la comuna 10 – La Candelaria para velar por los derechos de niñas, niños y adolescentes vulnerados por explotación sexual y comercial. Como resultado, 13 niñas y adolescentes fueron conducidas a procesos administrativos de restablecimiento de derechos, procesos de salud por nivel de consumo de sustancias alucinógenas y trasladadas a instituciones de protección.

«En lo que va corrido del año 2021, hemos restablecido los derechos de 100 niñas, niños y adolescentes en condiciones de explotación sexual, comercial. La apuesta de esta administración es velar porque ningún niño o adolescente tenga vulnerados sus derechos», manifestó Santiago Preciado, secretario encargado de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos.

Históricamente, la Unidad de Niñez de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos ha concentrado esfuerzos en la prevención de estos flagelos, pero estas acciones de contención se adelantan para favorecer el bienestar de la niñez y garantizar sus derechos.

Estas estrategias cuentan con un análisis previo para focalizar un territorio con alta vulneración, donde se presente explotación sexual comercial, mendicidad, trabajo infantil o acompañamiento en ventas.

Desde 2020, la Administración Municipal ha propiciado más de 4.200 espacios de prevención de violencias sexuales y explotación sexual comercial (ESCNNA) en niñas, niños y adolescentes y 2.792 escenarios de sensibilización para adultos que dejen capacidad instalada y una red de apoyo para prevenir vulneraciones de derechos.

Desde el año pasado se han realizado las siguientes acciones: cinco en La Candelaria, dos en Popular y una en Manrique, con sensibilización en bares, definición de rutas de protección e identidad y derivando a las diferentes instituciones.

La Unidad de Niñez tiene cupos en diferentes instituciones, según el perfil de los menores, para garantizar los principios constitucionales de las niñas, niños y adolescentes. Son trasladados a estos lugares para continuar con los procesos de atención.

En estas iniciativas se articulan la Policía de Infancia y Adolescencia con el grupo GINAD, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, la Secretaría de Seguridad y Convivencia, las comisarías de familia, el Caivas, la Personería y la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, través de la Unidad de Niñez.

La Administración Municipal le apuesta a recuperar el territorio y generar acciones en pro de acabar con las vulneraciones en contra de la niñez. Además, invita a los ciudadanos a trabajar mancomunadamente y reportar al 123 Social cualquier situación que atente con la vida y los derechos.