Gabrielle “Coco” Chanel naciò en Saumur en 1883 en una familia humilde. Con 11 años pierde a su madre y su padre, vendedor ambulante y mujeriego, la entrega a un orfanato de monjas donde pasa los siguientes seis años, entre otras cosas, aprendiendo a coser, bordar y planchar. Como adolescente renegó de su pasado y de su familia, abandonó el orfanato y trabajó con su tía como dependienta de un sastre en la ciudad de Moulins.

Los hombres que frecuentaban la sastrería coqueteaban con las jóvenes y las invitaban a “La Rotonde”, un cabaret local. Allí, durante el cambio de vestuario de los artistas, Gabrielle era una de las tantas chicas que entretenían al público con algunas canciones populares una de las cuales era “Qui qu’a vu Coco?” (Quién ha visto a Coco?), que narraba la historieta de una muchacha que había perdido su perrito Coco. Posiblemente de esas circunstancias derivó su famoso apodo “Coco”.

Luego Gabrielle se mudó a Vichy, ciudad turística y famosa por sus aguas termales, donde había gran cantidad de salas de concierto, teatros y cafés. Era el ambiente ideal donde “Coco” anhelaba poder consagrarse como cantante; sin embargo, a pesar de ser físicamente encantadora, su voz no convencía del todo y tuvo que regresar a Moulins.

Probablemente en “La Rotonde” conoció a Etienne Balsan, oficial de caballería y rico heredero textil francés, y con 23 años se convirtió en su amante. Durante los siguientes trés años la pareja vivió en el castillo de Royallieu, cerca de Compiègne, lo cual le permitió a Gabrielle vivir una vida de lujo, carreras de caballos, ocio y alto prestigio. En 1908 comenzó un romance con uno de los mejores amigos de Balsan, el capitán inglés Arhur Edward “Boy” Capel, un excelente jugador de polo; sin embargo, insatisfecha con su vida de ocio, “Coco” anhelaba poder trabajar y finalmente decidió fugarse a París.

En París, Gabrielle pudo abrir sus primeras tiendas con ayuda financiera de parte de Capel, dado que con sus intereses en la mina de carbón de Newcastle él era un miembro rico de la clase alta inglesa; efectivamente, la “Chanel Modes” (Modas Chanel) se funda en 1910.

En 1918 Capel se casó con Lady Diana Wyndham pero seguía manteniendo relaciones con “Coco” que con más de 300 empleados establece su casa de moda en Rue Cambon 31, uno de los barrios más elegantes y lujosos de París.

La visión estética de “Coco” Chanel es rompedora: diseña todo tipo de sombreros; introduce los pantalones para la mujer; sube la falda del tobillo a la rodilla; se inventa el elegante “tailleur” femenino con chaqueta y falda que, un siglo más tarde, aún sigue de moda. Muy al estilo narcisista de Louis XIV llega a declarar que “la moda soy yo” y, efectivamente, “Coco” Chanel es la mujer que mayormente ha triunfado en un mundo dominado por diseñadores hombres.

Al año siguiente Capel muere en un accidente automovilístico cerca de Cannes, en la Costa Azul, lo cual será devastador para Gabrielle. A su amigo Paul Morand llegará a confesar que la muerte de Capel “fue un golpe terrible para mi. Al perder a Capel, lo perdí todo. Tengo que decir que lo que siguió no fue una vida de felicidad”. Abatida y en profundo luto “Coco” llegará a decir “o muero yo también o reacciono” e inicia a producir y usar prendas de color negro que la revista Vogue califica como atuendo elegante e imprescindible para toda mujer y que será un verdadero éxito comercial para la casa Chanel.

En 1920, gracias al famoso empresario de los Ballets Rusos Serguei Diáguilev – para el cual realizará el vestuario del ballet “Le Train Bleu” en 1924 – “Coco” conoce al compositor Igor Stravinsky y le sustenta las pérdidas económicas de su desconcertante y modernista obra “La Consagración de la Primavera”.

En 1921 “Coco” inaugura una boutique de moda que ofrece ropa, sombreros y accesorios; ese mismo año, en colaboración con el químico-perfumista Ernest Beaux, creará el famoso “Chanel Nº 5” que tendrá un éxito apoteósico. En 1928 establece su fábrica textil de punto de lana “Tricots Chanel” (Prendas de Punto Chanel), luego renombrada “Tissus Chanel” (Tejidos Chanel).

Claramente los años ’20 coronan a Gabrielle “Coco” Chanel como la referente de la moda parisina y de ese mundo modernista hacia el cual París apunta con todos los artistas e intelectuales que viven, crean y pasan por la capital francesa. La “Maison Chanel”, con su moda sencilla y elegante, también arrasa en el Nuevo Mundo desde Nueva York hasta Buenos Aires. “Coco”, con su atrevido pelo corto, bronceado marinero y numerosas amistades artísticas de primer nivel, se convierte en todo un referente estético.

Sentimentalmente, “Coco” mantiene un breve romance con Stravinsky y luego uno más intenso con el Gran Duque Dimitri, primo del Zar Nicolás II de Rusia, que le obsequia unas perlas de los Romanov de las cuales “Coco” hará replicas que serán, junto con sus brazaletes y bolsos, uno de sus comercialmente preciados accesorios.

coco chanel (2)+1
Icónico logo Channel, creado en 1925

Desde 1923 se relaciona con el Duque de Westminster con el cual mantiene una relación afectiva que dura una década. Parece ser que también Eduardo de Windsor, Príncipe de Gales y posterior Rey de Gran Bretaña Eduardo VIII, tuvo un breve amorío con “Coco”. Winston Churchill, futuro Primer Ministro inglés, definirá a “Coco” como una mujer de “personalidad fuerte, muy capaz y agradable”.

En 1931 el productor cinematográfico americano Samuel Goldwyn le hace una oferta millonaria para que dos veces al año “Coco” diseñe el vestuario de las estrellas de MGM en Hollywood. Gloria Swanson, Greta Garbo, Marlene Dietrich y Katherine Hepburn visten prendas de Chanel aunque “Coco” cataloga a Hollywood como “la capital del mal gusto… y es vulgar”.

coco chanel (1)
Significativa frase de Coco Chanel

La apasionada e independiente modista luego se relacionará con el poeta Reverdy y más tarde con el ilustrador Iribe con el cual diseña una colección de joyas. Los negocios van viento en popa, su empresa tiene 4000 empleados; sin embargo, para mediados de los años ’30, con trés inyecciones diarias de morfina, “Coco” ya es una drogadicta.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundal, en 1939, “Coco” cierra todas sus tiendas y deja operativa solo la boutique de Rue de Cambon donde vende perfumes y accesorios exclusivamente. Durante la ocupación alemana de París, su relación amorosa con el oficial Hans Gunther von Dincklage, miembro de la inteligencia nazi, le permite fijar el Hotel Ritz, en la prestigiosa Place Vendome, como su residencia definitiva.

Documentos desclasificados indican que Gabrielle “Coco” Chanel colaboró de alguna manera con las tropas nazis y que la policía francesa la tenía fichada como “posible agente sospechoso”. Fue amiga del General Schellenberg, Jefe de Inteligencia de las SS, que luego fue condenado por crímenes de guerra y cuando murió en Italia en 1952 “Coco” costeó sus gastos médicos y su funeral.

En el ’45, con la Segunda Guerra Mundial acabada y su imagen afectada por la presunta”colaboración nazi”, “Coco” se exilia en Suiza hasta el ’54 cuando vuelve a residir en el Hotel Ritz hasta su muerte en el ’71. Desde 1983 el modisto alemán Karl Lagerfeld ha estado al frente de la Maison Chanel perpetuando el éxito de esta ya centenaria e icónica casa de moda.

coco chanel

Por: Nereyda Guerrero De Manderioli
Nereyda-Guerrero-De-Manderioli-1.jpg