La idea es sencilla: una caja fuerte donde caben hasta cuatro teléfonos móviles. ¿Cómo funciona? Introduces los smarthphones, cierras la tapa y fijas el número de horas o minutos que permanecerá cerrado y, por último, presiona el botón de confirmación (tienes hasta cinco segundos para arrepentirte). ¿Y ahora? Vuelve a disfrutar de un mundo sin notificaciones.

Tras este proyecto nacido en Ámsterdam están los creativos Tim Menko e Ingmar Larsen y el diseñador industrial Maarten Langbroek. Un equipo que busca combatir la adicción a los “teléfonos inteligentes”. “Ayúdanos a hacer del mundo un lugar más social”, explican su campaña de Kickstarter. Por el momento han recaudado 24.272 € de 460 patrocinadores y aspiran a alcanzar los 40.000 € antes del 19 de octubre de 2016. ¿Ya se te ocurre a quién regalárselo?


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente