La comunicación con las mujeres

379

Cuando le pregunté a una amiga acerca de los problemas de comunicación que tenemos los hombres con las mujeres me respondió que la inadecuada comunicación es una de las más grandes dificultades. El no entenderlas y estar comunicándose por canales diferentes hace que la relación no marche de la mejor forma.

-“La falta de comunicación hace que no se logren entender”, me dijo.

¡Lo dijo con tanta convicción! que no tardé en decir: “De haberlo sabido antes me hubiese librado un par de problemas”.

Seguimos analizando el tema y dentro de las conclusiones estuvimos de acuerdo en que en esa comunicación debe haber transparencia, y como es elemental debe haber uno que hable, el otro escuche y viceversa.

Lo que nos hizo estar afín fue la idea que los hombres debemos escuchar más y hablar menos; pero no dejar de hablar, de comunicarnos, ya que puede ser fatal cuando dejamos de hacerlo, es casi como estar al filo de un abismo. El silencio representa para ellas una reacción negativa.

La conversación se hizo más amena con la llegada de tres amigas más a las que les hice varias preguntas en busca de respuestas que hoy quiero compartir con ustedes, queridos lectores.

Todos necesitamos ser escuchados y las mujeres mucho más. No lo olvidemos y para tener una buena comunicación escúchela; luego escúchela antes de hablar y por último mírela. Sea su madre, amiga, esposa, novia, hermana, hija, sobrina, tía o abuela, ponga en práctica estos principios básicos.

Lo anterior quiere decir que si en realidad vamos a escucharlas, escuchémosla soltando por un momento el celular (que es una de las más grandes distracciones en este último tiempo) y el periódico; que realmente desagrada a las mujeres, especialmente a las esposas. Así lo dejaron claro estas mujeres con las que conversé. Me quedó claro que es la forma de poder entenderlas y lograr una buena comunicación con ellas.

No olvidemos el contacto visual, es importantísimo, trabajemos en hacerlo.

Por naturaleza los hombres hablamos menos. Leí en una ocasión en un texto que al día podemos hablar entre 10 mil a 15 mil palabras; mientras que la mujer habla de 25 mil a 50 mil palabras, y lo que me dijeron las amigas conversonas me hizo recordar este dato.

Conócela, ¿cómo? – escuchándola y permitiéndole expresarse. A ellas las hace feliz que utilices un lenguaje de amor; que no solo está en las palabras. Según las encuestadas en esa charla, el lenguaje de amor está en conversar, en admiración, ir de compras, regalos, ver películas, compartir un deporte y flores (esta última no aplica para todas; aunque lo creamos así. No a todas les gusta que le regalen flores, me dejaron claro).

Una de las advertencias que debemos tener en cuenta y agradezco la recomendación; que debería ser aplicada a los hombres y mujeres o a cualquier relación, es “nunca le diga a nadie las cosas que su pareja le comunica en privado”. De igual forma nunca use la palabra “nunca”; ejemplo: nunca tal cosa, o la palabra “siempre”… o la compare con otra persona, o llevar un record de sus errores.

Miremos siempre lo bueno, las virtudes, mostrémonos amigos para tener una amiga, y finalmente hagamos el compromiso de escucharnos mutuamente, sin justificarnos.

Espero que las conclusiones de una larga conversación con 4 amigas ayuden a los lectores hombres a tener una buena relación con las mujeres. No olvidemos la comunicación. -“De haberlo sabido antes me hubiese librado un par de problemas”.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente