La demócrata Hilary Clinton no tiene asegurado el voto latino

197

El sondeo concluye que 2 de cada 3 latinos votaría por Clinton, pero es más por su aversión a Trump que por convicción en las propuestas de la candidata demócrata. 

A los latinos les preocupa un eventual triunfo del candidato republicano por un aumento en el costo de bienes y servicios, la restricción del ingreso de familiares al país norteamericano y la construcción de un muro en la frontera con México.

Los resultados fueron presentados en un evento privado que realizó la compañía en Bogotá y en Medellín y que fue liderada por el CEO Global de Comunicaciones Estratégicas Ed Reilly.

FTI Consulting tiene presencia en Colombia desde hace cerca de una década, y es altamente reconocida por su práctica de consultoría en comunicaciones estratégicas. Así mismo, la compañía presta los servicios de Consultoría Forense y de Litigios, y de Consultoría en Soluciones para la Construcción.

FTI Consulting condujo una encuesta en Estados Unidos entre 600 latinoamericanos residentes y con capacidad de voto en EEUU, quienes manifestaron un gran interés en las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre por las consecuencias que ésta tendrá en la relación del país norteamericano con el resto del continente.

En esta encuesta se reafirma la aversión que tienen los latinos por Donald Trump, quien alcanzó máximos históricos en la desfavorabilidad de un candidato republicano en las contiendas electorales al tener solo un 15% de imagen favorable en la población votante. Según las encuestas, hasta el republicano Mitt Romney, derrotado rotundamente entre los latinos por el Presiente Obama (2012), tenía una mejor imagen (29% favorable). Sus declaraciones en medios de comunicación acentúan su mal posicionamiento, pues el 75% de los latinos votantes expresan estar menos dispuestos a votar por él debido a sus recientes declaraciones.

“A los latinos les preocupa un eventual triunfo de Trump por efectos sobre la economía norteamericana, aspectos migratorios y la relación de Estados Unidos con el resto del continente”, puntualizó Ed Reilly, CEO Global de FTI Consulting en el área de Comunicaciones Estratégicas.

Puntualmente, los encuestados se manifestaron preocupados porque durante la administración Trump (1) habría un eventual aumento en el costo de bienes y servicios por la falta de acceso a mano de obra (59%); (2) los miembros de su familia no podrían trasladarse a los Estados Unidos; (3) Un amigo o familiar podría ser deportado; (4) Se construiría un muro entre estados Unidos y México; y (5) la economía de EEUU colapsaría.

Clinton tiene que aprovechar las debilidades de Trump

Clinton aún no ha logrado capitalizar su ventaja en el público latino, pues su imagen no se ha beneficiado con las reacciones violentas de Trump, ni ha trasladado la favorabilidad de su mejor aliado – el ex presidente Bill Clinton (56% favorable, 33% desfavorable). Sin embargo, hay una dinámica de género en juego, dado que su imagen es más fuerte entre mujeres latinas (53% favorable) que entre los hombres latinos (44% favorable).

Pero el reto más grande de la candidata demócrata según la población latina consultada, es que Clinton cree que tiene el voto latino asegurado, por lo cual espera que 2 de cada 3 latinos voten por ella.

Esta falta de consistencia en la campaña electoral de Clinton de cara a la población latina, genera grandes cuestionamientos sobre una eventual presidencia bajo el liderazgo de la candidata demócrata. Sin embargo, los encuestados reconocen que dentro de su plan de gobierno hay propuestas que consideran de gran relevancia como: (1) el fortalecimiento de las relaciones con América Latina; (2) mejor educación; y (3) la aprobación de la reforma migratoria.

Estados Unidos aún no tiene un candidato favorito definitivo

La débil reacción de los latinoamericanos hacia Clinton la deja por debajo de las actuaciones de los anteriores candidatos demócratas en elecciones presidenciales. Del mismo modo, el desempeño de Trump se sitúa por debajo de sus contrincantes republicanos, acentuando la lucha en las elecciones de cargos menores que el Partido podría enfrentar con los latinoamericanos.

Los candidatos tienen que centrar sus esfuerzos para cautivar el voto de una población relevante de latinoamericanos que aún no materializa su intención de voto, ya sea porque piensa votar por alguien diferente (17%) o está indecisa (7%).

“Estos resultados son una señal de alerta para los dos candidatos; sin embargo Clinton todavía tiene un favoritismo del 58% en este distrito electoral considerado clave en el creciente electorado de los Estados Unidos, mientras que Trump solo alcanza un 18% en la intención de voto”, puntualizó Ed Reilly, CEO Global de FTI Consulting en el área de Comunicaciones Estratégicas.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente