La estructura de 52 metros de altura cayó en dirección contraria a la esperada y provocó el derrumbe de una biblioteca en Vordingborg. “Simplemente no entiendo como pudo haber salido mal”, dijo el encargado de la operación.

Un error en la demolición “controlada” de un silo en Dinamarca provocó el viernes el derrumbe parcial de una biblioteca cercana sobre la cual cayó el gigante de concreto.

Al parecer la construcción de 52 metros de altura se precipitó en la dirección contraria a la esperada cuando se detonaron las cargas a las 4:45 pm, hora local, en Vordingborg, a unos 90 kilómetros de Copenhague.

Cientos de espectadores se habían reunido para asistir a la demolición desde las aguas de la Bahía, como reportó la cadena danesa TV East.

No se registraron heridos, aunque el edificio de la biblioteca sufrió el derrumbe de uno de sus lados a causa del presunto error.

“Simplemente no entiendo como pudo haber salido mal”, dijo el director de demoliciones Kenneth Wegge, de acuerdo al New York Post.

“Voy a investigarlo. Habíamos dedicado medio año a esta demolición”, agregó.

En un vídeo difundido en redes sociales puede verse el momento en que estallan los explosivos y el silo claramente se inclina hacia la derecha, desde la perspectiva de los espectadores.

Pero entonces cambia abruptamente de inclinación y empieza a colapsar hacia la izquierda, cayendo parcialmente sobre la biblioteca.

Aún no se conocen las causa del accidente.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente