La dermatitis atópica una enfermedad inflamatoria de la piel que puede aparecer en diferentes partes del cuerpo como cara, cuello, flexura del codo o rodilla, muñecas o ingle; con diversas lesiones como: enrojecimiento, ampollas y resequedad, es de alta prevalencia en lactantes y niños, (del 11 al 25%), inicio de los síntomas de 0 a 5 años (en el 85%), aunque también se presenta en adultos (1 al 7%) con edad de inicio tardía (20-40 años).

Hasta ahora el tratamiento más eficaz para combatir sus molestos síntomas han sido los corticoides tópicos de baja o mediana potencia, son seguros siempre y cuando sean utilizados bajo prescripción médica,  se sigan sus instrucciones en relación a frecuencia, forma de aplicación, zona de uso y duración del tratamiento. Cuando se utilizan de forma inadecuada pueden producir atrofia (adelgazamiento de la piel), estrías y complicaciones de la enfermedad.

Razón por la cual dermatólogos colombianos ven como una alternativa valiosa de tratamiento eficaz, el medicamento tópico Atopeel de origen natural, sin corticoides, indicado para dermatitis de leve a moderada, con efectividad comprobada del 91%, cuyos estudios fueron presentados a 640 especialistas de diferentes áreas, en el lanzamiento realizado recientemente por la multinacional Heel, en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. El Dr. Sergio Laasch, pediatra de la ciudad de Medellín comento: “Este producto Atopeel, está demostrando una eficacia importante y claramente tiene un espacio terapéutico en el manejo de las pieles con tendencia atópica. Los corticoides no deben ser utilizados por tiempo prolongado y es aquí donde Atopeel tiene una gran ventaja en el manejo de la patología ya sea en el inicio de la misma, en el retraso del inicio de los corticoides o bien disminuyendo el uso de los mismos”.

Para el Dr. Edwin Bendeck, dermatólogo y profesor del Hospital Universitario Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta: “Los pacientes con dermatitis atópica suelen creer que pueden usar a perpetuidad los corticoides y no es así. La corticoterapia es una herramienta muy útil en el tratamiento de la dermatitis atópica, el problema radica en que al ser una enfermedad que no tiene cura y se exacerba con facilidad, cuando aparecen de nuevo los síntomas, los pacientes adultos, o la mamá cuando se trata de bebés o niños, suelen aplicar la misma crema que le formuló el dermatólogo hace uno o dos meses sin asistir a consulta porque sabe que le desaparecen los síntomas y ahí   surgen las complicaciones. Razón por la cual los dermatólogos celebramos el gran diferencial de Atopeel, que al no contener corticoides, sino componentes de origen natural como la ectoína y corteza de avellana, puede ser usada con regularidad por los pacientes, con la misma efectividad en casos de dermatitis leve o moderada, tanto en lactantes como en niños y adultos.”

Un estudio realizado por dermatólogos de gran trayectoria científica, publicado en Polish Journal of Allergology, es concluyente frente a la efectividad del medicamento Atopeel. Al aplicar el medicamento a 238 pacientes dos veces al día con tres visitas de seguimiento durante tres semanas, una vez realizadas todas las pruebas, se pudo concluir que es un producto eficaz en la reducción de los signos asociados a pieles con tendencia atópica hasta en un 91%, con propiedades antiinflamatorias, antipruriginosas que reduce la resequedad de la piel, puede aplicarse en diferentes zonas, ser utilizado por tiempo prolongado. No contiene colorantes, fragancias, persevantes y es libre de parabenos y aceites minerales.

Tips para aprender a controlar la Dermatitis Atópica:

Para el Dr. Edwin Bendek, además del tratamiento indicado por el dermatólogo, es importante que el paciente evite la exacerbación de la enfermedad siguiendo estas recomendaciones:

  • Utilice siempre un jabón de baño suave en cuerpo y manos.
  • Humecte la piel de forma permanente con el producto recomendado por su dermatólogo
  • Evite usar  joyas de fantasía, especialmente las elaboradas en cromo níquel.
  • No lave su ropa con detergentes, ni utilice productos para pre lavar, pre planchar o aromatizar la ropa.
  • Evite aplicar perfumes directamente en la piel, al igual que esmalte de uñas o cosméticos de otras personas.
  • Evite usar ropa de lana, prefiera siempre las prendas de algodón

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente