Luego de tres meses, Univision Noticias logró recuperar, a través de fuentes confidenciales, el material íntegro y completo de la entrevista que hiciera el pasado 25 de febrero el periodista Jorge Ramos a Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, en Caracas, Venezuela.

Luego de 17 minutos de preguntas incómodas, y tras un tenso intercambio de palabras, señalamientos y acusaciones de ambas partes, Maduro decidió poner fin a la entrevista, confiscar el material grabado y deportar del país a Ramos y al equipo de periodistas que lo acompañaban.

El abuso no quedó allí. Tanto querían Maduro y sus protectores ocultar el material de la entrevista que hasta los teléfonos celulares del equipo periodístico fueron confiscados y su material borrado. ¿Por qué tanto afán? Ramos es un periodista experimentado y en solo unos pocos minutos logró sacar de su casillas a Nicolás. Maduro luce violento, sin control, afectado.

El material fue recuperado por fuentes confidenciales -posiblemente cercanas a Maduro- y entregado a Univisión para su difusión.

Daniel Coronel, presidente del departamento de noticias de Univisión, aseguró recientemente que el material recuperado no proviene de las cámaras originales de Univisión, “es del material grabado en el control del Palacio de Miraflores”.

“El material fue recuperado de un disco duro, del cual se había pensado que se había borrado”, indicó Coronel.