La erupción del Etna aumenta de intensidad con coladas de lava y cenizas

1516

El volcán Etna, en la isla italiana de Sicilia (sur), ha experimentado un aumento en la intensidad de su erupción en las últimas horas, en las que ha aumentado la expulsión de cenizas y de lava, informó hoy el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología italiano (INGV).

La nueva boca abierta el pasado viernes en el cráter sureste del Etna, el volcán más activo de Europa, aumentó su emisión de cenizas en dirección sur, alcanzando una altura de 5 kilómetros, explicó el INGV.

Ante esta situación, se ha decretado el segundo nivel de alerta para la aviación por el aumento de la cantidad de cenizas en el aire, que hasta el momento no ha afectado la actividad del Aeropuerto Internacional de Catania.

El centro de la fuente del temblor se encuentra en la zona del cráter sureste, a una altura de aproximadamente 3.000 metros sobre el nivel del mar.

Asimismo, la emisión de coladas de lavas prosigue en las bocas que se formaron el pasado 12 y 20 de mayo, con los mayores frentes avanzando en el cara noroeste del volcán, que lleva más de un año, desde el 10 de febrero de 2021, con emanaciones discontinuas de lava y cenizas.

Según informó el INGV en agosto pasado, las últimas erupciones en el cráter sureste han llevado al Etna a aumentar su altitud en 33 metros y ahora su nueva cumbre se sitúa a 3.357 metros sobre el nivel del mar.

Desde 1980, el cráter noreste estaba considerado el más alto del volcán siciliano, con 3.324 metros, que llegaron a alcanzar una cota máxima de 3.350 metros en 1981, antes de que sus bordes se fueran erosionando.