En Colombia se calcula que entre el 8.5 y 9% de la población adulta tienen diabetes. Eso significa que en el país cerca de 4´000,000 personas tienen esta condición; más que todo diabetes tipo dos. Se estima que después de los 40 años, 1 de cada 10 personas es diagnosticada con diabetes.

La diabetes es una condición que impide al organismo utilizar correctamente la energía de los alimentos. La diabetes aparece cuando el páncreas no produce insulina o sí produce insulina, pero el organismo no es capaz de utilizarla (resistencia a la insulina); por tanto, se necesita un tratamiento para dicha condición.

La familia y su entorno juegan un papel muy importante para que los pacientes con esta condición se mantengan sanos, sigan una dieta sana y equilibrada, realicen actividad física con regularidad, y sigan las indicaciones médicas correspondientes. Es por esto que el mantenerse informado y conocer todo sobre esta condición es fundamental para los integrantes de la familia, ya que tendrán herramientas para apoyarlo y ayudarlo a adherirse mejor al tratamiento, dándole soporte no solamente en el entendimiento de sus requerimientos alimenticios, en la importancia de la actividad física, sino también en la adopción de un estilo de vida saludable.

La Dra. Leticia Martínez Ariza, Endocrinóloga Pediatra de la Clínica Porto Azul de Barranquilla, indica que en la ciudad se realizan campañas de capacitación a familias, pacientes y médicos en los cuales se busca promover la importancia del conocimiento sobre la diabetes, prácticas saludables y tratamientos adecuados”, no obstante, enfatiza que; “hace falta educación para pacientes, en donde se les dé información sobre los nuevos procedimientos y tratamientos de esta condición; como el tratamiento con bomba de insulina”. Para las familias también es importante tener conocimiento sobre estas nuevas tecnologías ya que estás se vuelven sus aliados para poder llevar una vida sana y normal”.

Las personas con diabetes tipo 1, se administran por lo menos 120 inyecciones de insulina al mes, es decir, un promedio de unas 4 inyecciones de insulina diarias. Hoy en día gracias a la tecnología médica las personas con Diabetes tipo 1 tienen nuevas alternativas de tratamiento, pueden despedirse de las inyecciones diarias y mejorar su calidad de vida. La Dr. Leticia Martínez asegura que, “Un paciente con bomba de insulina debe tener un compromiso constante en su tratamiento y con una adecuada capacitación sobre el uso de su bomba y sus funciones, está será un aliado para su tratamiento”.

Para la Dra. Martínez, el entorno de los pacientes es fundamental y cada uno debe tener claro cuál es el tratamiento con el cual puede llevar a cabo todas sus actividades como viene haciéndolo normalmente, por esto al Doctora Martínez asegura que todos los tratamientos son apropiados, lo más importante es que el paciente se sienta cómodo y lo sepa manejar, sin embargo, considera que, “el tratamiento con bomba de insulina trae múltiples beneficios, tales como; reducción de las hipoglicemias, disminuye la variabilidad de la glucosa y equilibra la hemoglobina, lo que permite que mejore la calidad de vida del paciente.”

Las recomendaciones dadas por la Endocrinóloga Pediatra, para el adecuado uso del tratamiento con bomba de insulina son:

  1. Conocer acerca del conteo de carbohidratos, para que así la bomba proporcione la cantidad exacta de insulina que el cuerpo requiere.
  2. Disponibilidad de realizarse las glucometrías.
  3. Seguir paso a paso las indicaciones del médico tratante.
  4. Continuar con las visitas al médico de manera regular.
  5. Capacitación y comunicación continua de los padres y el paciente con el equipo de diabetes.