La FIA insiste: las suspensiones de Mercedes y Red Bull son legales

El pasado martes hubo una reunión entre los diseñadores de los equipos y la Federación
Ferrari y el resto de la parrilla pidió explicaciones de por qué los chasis son legales
La FIA no cambia de opinión y eso puede conllevar a una protesta formal en Melbourne

Las controvertidas suspensiones de Mercedes y Red Bull son legales, por el momento. Este invierno saltó la polémica cuando Ferrari escribió una carta y pidió una aclaración al respecto a la FIA. El martes de esta semana, según informa Auto Motor und Sport, hubo una reunión entre los principales responsables técnicos de los equipos y la FIA, y la cuestión de las suspensiones fue el tema principal a debatir.

Dicho elemento del chasis de las dos mejores escuderías de la parrilla está diseñado para mantener el monoplaza en una altura estable tanto en frenada, como en curvas y en rectas, que emula la suspensión activa de Williams a los años 90 pero dentro de la legalidad, por el uso de sistemas que no están interconectados entre ellos – se prohibió el FRIC en 2014 porque conectaba la suspensión delantera con la trasera -. Este elemento de Mercedes y Red Bull mejora enormemente el rendimiento aerodinámico global del chasis.

“Los otros equipos quieren detener la tecnología. Ahora los ingenieros quieren que la FIA explique cómo los chasis son legales. Podría llevar a una amenaza de una protesta en Melbourne contra Mercedes y Red Bull”, aseguró el periodista Michael Schmidt.

En solo 18 días comienzan los test de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya y por el momento la FIA no ha reaccionado a las quejas de Ferrari y el resto de la parrilla. Sin embargo, en Melbourne es posible que haya polémica si no se aclara la situación con este elemento de los monoplazas. Por reglamento, el dispositivo puede ser declarado ilegal tras los test de pretemporada.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente