La nueva generación de la Selección Colombia confirmó ayer en el estado Romelio Martínez su calidad y disciplina lo que los llevo a darle a Colombia una preciada dorada en la categoría fútbol sub-21 masculino.

La llamada ‘generación dorada’ mostró jugadores que en un futuro podrían dar de que hablar en el fútbol de mayores.

La tricolor venció a Venezuela 2-1 mostrando un buen juego, desde muy temprano en el partido ya se notaba la superioridad del seleccionado colombiano, pero Venezuela ajusto y se tuvo un resultado cerrado.

Dos goles en apenas seis minutos pusieron el partido de cara. Se tuvo que esperar hasta los 25 minutos para probar las redes de la Vinotinto, precisamente con un auto gol tras una buena jugada de los nuestros.

Pasaban los minutos y Colombia no temblaba, sin embargo, poco antes de irse al descanso se llevó un susto. Orozco convertía para los Vinotinto.

Tras el descanso, Colombia siguió llevando el peso del juego. Administró los minutos y el control del cotejo con sabiduría.
Alguno de los jugadores de los cuales hay que estar atento y fueron figura, Enamorado, Sandoval, Leo Castro, Larry Vásquez, Quiñones.