En pleno auge de las redes sociales nace una generación que no puede concebir un mundo sin internet, la Generación Z (jóvenes de entre 18 y 24 años), y es quien decide y marca tendencia en las diferentes plataformas.

Entre la multitud de etiquetas que definen a esta generación, una de ellas está presentada como un perfil de jóvenes que no leen. Sin embargo, la lectura de libros no pasó de moda y transmuta a través de las generaciones sin perder su esencia. Muchos adolescentes eligen y disfrutan de este pasatiempo musicalizando el momento, generando una atmósfera o mood, con diferentes playlists y compartiendo el fanatismo mediante podcasts temáticos. El foco está puesto en que el oyente experimente la sensación de sentirse acompañado y, a la vez, pueda realizar otra actividad mientras se entretiene y/o informa.

Entre los términos más buscados por los jóvenes en Spotify para introducirse en la lectura destaca “música para leer” llegando al 50%, seguido de estudio en un 41% entre otras palabras como literatura y libros. A su vez, Spotify detectó que los seguidores de libros y sagas han creado cientos de playlists como Holly Black, From Blood and Ash (libro de Jennifer L. Armentrout), o el libro Red, White and Royal Blue. También, se encuentran los podcasts específicos de recomendaciones de libros como Libro al Aire, Planeta de libros Colombia, Librería Bizarra y Los literales.

Además, esta tendencia que se da en esta generación se interesa por musicalizar los momentos que tienen que ver con el aprendizaje, el estudio y la concentración para realizar sus tareas del colegio o la universidad. Las playlists que más escuchan los adolescentes y jóvenes para estos momentos son “Música Instrumental para Estudiar” e “Intense Studying”.

Cuando llega el momento de adentrarse en la lectura como hobbie o esparcimiento, los adolescentes buscan playlists inmersivas como “Música para Leer” o “Reading Soundtrack”, las cuales generan el ambiente perfecto para leer.

Por otra parte, el interés por la lectura de esta generación ha dado paso a una nueva tendencia como los “Bookstagramers” o “Booktokers”, jóvenes que la rompen en estas redes sociales, siendo los nuevos influencers de libros que marcan la nueva tendencia de esta Generación Z.