Las apuestas deportivas tienen tanta historia como el deporte mismo, desde la aparición del casino online hasta las apuestas que se realizaban en la antigüedad, las apuestas deportivas siempre se hicieron presentes en todos y cada uno de los aspectos del juego. Los orígenes de las apuestas deportivas se remontan a hace más de 2000 años, ya que son justamente el juego de azar más antiguo del mundo del que se tenga registro.

Por ello, a continuación te traemos la historia de las apuestas deportivas:

El origen y la evolución de las apuestas deportivas

Las apuestas deportivas son el juego de azar más antiguo del que se tenga registro jamás en toda la historia de la humanidad, y este no es un dato menor, ya que desde los antiguos Juegos Olímpicos hasta la actualidad, se apostó como una forma de darle más emoción a los ya por demás emocionantes deportes, hasta llegar a día de hoy donde se puede apostar hasta el minuto en el que un jugador hará un gol decisivo o si un arquero suplente se comerá un sandwich en vivo para todo el planeta como ya ha ocurrido.

Una de las máximas muestras de las apuestas y el deporte en la antigüedad son las apuestas que se hacían en los circos romanos, y, por supuesto, en las peleas de gladiadores que se realizaban en el coliseo y en los teatros romanos. Así como también los romanos contaban con carreras de carros, las cuales se toman como las primeras carreras de caballo con apuestas del mundo, que dieron origen a las carreras de caballos actuales.

Su gran paso hacia la modernidad

Las apuestas deportivas dieron un gran paso hacia lo que son hoy en día en los siglos XVII y XVIII donde en el Reino Unido, cuna de muchos de los deportes más reconocidos a nivel mundial, se llevaron a cabo por primera y para todo el mundo carreras de caballos y de galgos, al hacerlas a un precio asequible y a diario, se transformó en un activo permanente de algunas clases sociales.

El Imperio británico, gracias a su gran extensión por todo el mundo, fue recolectando deportes de todo tipo y por todo el mundo, adecuando los que ya existían y añadiendo detalles más “británicos” a los juegos locales de donde conquistaban territorios, hizo que se mantenga su hegemonía en los juegos de azar hasta el siglo XX, donde Francia tuvo un rol protagónico, sobre todo en los juegos de cartas, y en donde juegos como el fútbol estallaron en popularidad mundial.

Los casinos y la internet

Sin lugar a dudas, la aparición de los casinos hizo explotar los ya afamados deportes y juegos de azar, los casinos aparecieron como los lugares físicos institucionalizados para jugar y donde, además, es todo legal para hacerlo. 

Con la irrupción de la internet, se revolucionó por completo el mercado de apuestas nuevamente y dejó de ser necesario tener que ir presencialmente al casino, sino más bien que pasó a ser algo que se puede hacer en cualquier momento, y desde cualquier dispositivo.