La hormona del amor mejora la espiritualidad

377

¿Qué es la hormona del amor y qué le hace a tu cerebro?

Cuando dos personas están enamoradas sus cerebros liberan oxitocina. Esta hormona está directamente relacionada con la capacidad de construir relaciones saludables y a largo plazo con las personas, ya que ayuda a crear lazos interpersonales: no solo está directamente relacionado con el sexo, sino también con el proceso de nacimiento y lactancia.

Esto se debe a que la oxitocina estimula el centro de recompensa en el cerebro. Pero no solo funciona en el amor: la oxitocina podría ayudar a tener una  vida espiritual.

“La oxitocina parece ser parte de la forma en que nuestros cuerpos apoyan las creencias espirituales,” explicó el autor principal Patty Van Cappellen. El estudio, publicado en Social Cognitive and Affective Neuroscience, reclutó 83 hombres de mediana edad, que fueron divididos en dos grupos. Al primer grupo se le dio la hormona oxitocina intranasal, y al segundo un placebo.

Los que recibieron la oxitocina eran más propensos a decir que la espiritualidad era importante en sus vidas, y que se sentían conectados a otros seres vivos. Durante una meditación guiada, los participantes que habían conseguido un impulso hormonal eran más propensos a sentir asombro, gratitud, esperanza, inspiración, interés, amor y serenidad. El efecto se mantuvo por semanas.

La espiritualidad es complejo y depende de muchos factores, sin embargo, la oxitocina parece afectar a la forma en que percibimos el mundo y lo que creemos.” Explicó Cappellen.