A lo largo de la historia del fútbol se han producido ciertos acontecimientos que han hecho a millones de personas despertar su interés por una determinada liga o escuadra. Este hecho se ha reproducido este verano, con la incorporación de Leo Messi al PSG. Esta noticia ha caído como un auténtico cataclismo en el mundo del deporte, teniendo caros réditos para el cuadro que lo ha fichado y para la competición que disfrutará de su fútbol. Por su parte, tanto el FC Barcelona como La Liga han experimentado una devaluación clara y notoria, al no poder seguir vendiendo un producto con el mejor jugador de todos los tiempos.

Su debut de este domingo congregará a miles de personas con un seguimiento de la competición francesa nunca visto antes. Tal es el punto, que muchos operadores a nivel mundial se han interesado en la difusión de la competición gala a través de su marca, solo tras la llegada oficial de Leo Messi al club parisino.

La primera comparecencia del argentino de forma oficial con la elástica del PSG es muy probable que se produzca el próximo domingo, ante el Rennes. Es un choque del que los análisis no se han hecho esperar, como el que ha realizado bwin, en el que ofrece una visión clara de favoritismo al conjunto de la capital francesa en los pronósticos de la Ligue 1. No en vano, hasta este momento cuenta todos sus partidos por victoria en la Ligue 1 y es previsible que esta trayectoria inmaculada continúe.

Con la conformación de la plantilla que ha hecho el PSG este curso, ha permitido a toda la competición en general escalar varios escalones en el potencial conjunto. No solo ha incorporado a Leo Messi, sino que la llegada de nombres como Sergio Ramos ha hecho que, para muchos, el Paris Saint Germaine tenga el mejor once inicial de toda la historia del fútbol.

Es probable que el PSG consiga sentenciar la liga algunas jornadas antes de su conclusión. No debe dar por hecho que el camino será fácil, ya que comprobaron el año pasado, el Lille les rompió con la hegemonía de muchos años consecutivos levantando la Ligue 1.

Hasta que ese momento llegue, los aficionados franceses tendrán la suerte de poder jugar juntos a Neymar Jr. y Leo Messi. Es previsible que ese tridente lo complete Kylian Mbappé, aunque la oferta sobre el crack parisino del Real Madrid está complicando que ese trío de ases comparta delantera. Sea como fuere, si Mbappé sale, llegará otro crack a la entidad francesa, para seguir acrecentando una leyenda que sobre el papel pondrá lazos de oro a todos los títulos en los que se encuentre en liza.