La misteriosa muerte de Stephanie Magón

348

Dos semanas después de que su cuerpo sin vida fue hallado en la calle Miami, de la Colonia Nápoles, en Ciudad de México, son muchas las preguntas que quedan de la muerte de la modelo colombiana Stephanie Magón Ramírez. Muchas versiones difusas. Una tragedia con pincelazos, hasta ahora, indescifrables, pero muy parecidos a otros casos.

La última vez que la vieron con vida, según las primeras versiones, fue en el baño de la discoteca Foro Normandie, en el centro de la Ciudad de México. Según testimonios anónimos publicados por la prensa mexicana, Stephanie estaba “bajo los efectos de alguna droga y semidesnuda”. Por petición de los guardias de seguridad del lugar, la modelo se habría retirado en compañía de dos amigos.

Otra versión señala que el 29 de julio hubo una fiesta en el apartamento de Stephanie por su cumpleaños, y que cerca de las 5 de la mañana, la modelo salió a despedir a unos amigos.

A las 6 de la mañana del sábado 30 de julio, el cuerpo fue hallado desnudo sobre la acera frente a su edificio. Presentaba múltiples golpes, fracturas en mandíbula y cráneo, y fisuras en piernas y costillas.

Las pruebas iniciales de laboratorio determinaron que Stephanie no tenía rastros de cocaína ni marihuana en su sangre. Sin embargo, la Fiscalía de Ciudad de México informó que realizó una segunda prueba para determinar si la modelo había consumido alguna droga sintética.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente