La moda que cambió en las Farc

304

Se desbocaron apenas les informaron –un mes atrás- que podían lucir las prendas que se les antojara. El cese bilateral al fuego entre las Farc y el Gobierno obligó a la guerrilla a cambiar de filosofía, al menos en su vestimenta.

Desde hace sesenta días aproximadamente, las mujeres empezaron a lucir blusas de todos los colores: fucsia, roja, verde, amarilla (como se observa en las cuerdas atravesadas entre árboles en los cambuches) tonos que hasta hace un año eran un suicidio en medio de la selva. El temor de las Farc- en aquella época- era que desde el aire los aviones de la Fuerza Aérea Colombiana los sorprendieran por el color de las vestimentas y los bombardearan.

Las guerrilleras hoy en las Farc– dicen ellas- son modernas. Les permiten utilizar aretes de todo tipo y combinar el verde oliva y el negro con el color que prefieran. Son vanidosas, cuenta a Caracol Radio Ernesto, del Frente 15, mientras las ves caminar como si estuvieran en pasarela por las calles polvorientas de El Diamante, donde lucen peinadas, derechas, con mirada fuerte, pero con un toque de feminidad que se lo dan sus collares y accesorios que cualquier mujer de la capital luce.

“Estamos en tiempos de paz. No disparamos el fusil desde hace un año”, dice `Jimena`, del Bloque Oriental de las Farc. Les dejan portar colgantes en sus cuellos, orejas, pero lo que no ha podido aceptar las Farc son los tatuajes.

“Quien llegue tatuado no tiene problema, pero quien se dibuje el cuerpo se expone a una falla en el reglamento interno. No lo permiten”, dice Jaime, de la Columna Móvil Teófilo Forero de las Farc. Suficiente con las enfermedades de la selva para tolerar a un guerrillero con afectaciones de salud por plasmar su cuerpo.

En realidad se respira tranquilidad y confianza entre los guerrilleros que habitan en los campamentos donde pernoctó Caracol Radio. Las telas encendidas- de gran visibilidad desde la distancia- se exhiben como un gran trofeo, como una demostración de que en lasFarc la mentalidad está cambiando.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente