En 1985, la revista National Geographic publicó la histórica instantánea de Steve McCurry y a partir de ese momento se convirtió en todo un icono tanto para la revista como para la cultura mundial de la fotografía.

Steve McCurry es un reconocido fotógrafo de guerra que se hizo famoso con 26 años cuando en 1984, fotografió en el campo de refugiados de Nasir Bagh a una niña afgana. La impactante imagen dio la vuelta al mundo y se ha convertido sin duda en la fotografía más famosa, además de ser uno de los rostros más reconocibles.

Sin duda es una de las fotografías más populares de la historia pero lo cierto es que estuvo a punto de no ser. El cambio de opinión a última hora, el azar y la combinación de ambos provocó que la edición de junio de 1985 de National Geographic tuviera como portada la fotografía más famosa de Steve McCurry: la niña afgana. El campo de refugiados en Pakistán era un laberinto caótico de tiendas de campaña. En el interior de una de ellas, la de la escuela, aquella niña fue lo primero que llamó su atención.

La imagen seleccionada en un principio por el editor gráfico para ser portada fue esta:

STEVE MCCURRY1

Sin duda una imagen merecedora también de abrir la revista, pero un cambio de última hora torció el rumbo de los acontecimientos.

Años después, en el 2002, Steve McCurry se reunió de nuevo con la niña afgana, convertida ya en una mujer. Su nombre es Sharbat Gula, mujer afgana que debido a la Guerra de Afganistán se vio obligada a huir a un campo de refugiados en Pakistán.

Para poder volver a reunirse con ella, el fotógrafo contó con la ayuda del FBI, sistemas de reconocimiento facial e incluso un análisis científico del iris para asegurarse de que había dado con la protagonista del que ha sido su retrato más famoso; y así fue.

Sharbat Gula accedió a que el fotógrafo le realizara un segundo retrato y afirmó además no saber que su fotografía se había hecho famosa y que la vida desde aquel retrato, ha sido muy larga y dura. En su rostro apreciamos el transcurso de una vida llena de injusticias, guerra y sufrimiento algo que por desgracia está a la orden del día. Una historia más entre las de millones de personas que comparten con ella su suerte o su desgracia.

El motivo por el que hemos elegido esta fotografía es por toda la historia que hay detrás de ella y porque es mundialmente conocida por todos. El rostro de Sharbat Gula se convirtió en una de las caras más famosas del mundo, y a día de hoy lo sigue siendo.

A pesar de que en los últimos días el fotógrafo Steve McCurry se encuentra en el ojo del huracán por la polémica que se ha creado debido al retoque encontrado en algunas de sus fotografías, a nadie le cabe la menor duda de que el retrato a la niña afgana es una fotografía mundialmente conocida, tomada en una situación de guerra muy parecida a la que vivimos hoy en día y hay que admitir que a pesar de todo, conocemos el nombre de Sharbat Gula gracias a Steve McCurry.