La nueva apuesta exportadora: sistema constructivo 100% colombiano en materiales termoplásticos

662

Un producto netamente colombiano, que ha aprovechado con ventaja la tecnología canadiense de última generación, triunfa en los mercados internacionales. El Sistema Constructivo RBS de Azembla, que se arma como un juego de niños, a base de materiales termoplásticos, ha penetrado los mercados en tres continentes, al punto que hoy supera las 9.000 soluciones de vivienda exportadas a países como Panamá, Venezuela, Trinidad y Tobago, Chile, Filipinas, Jamaica, Puerto Rico, Curazao, Costa Rica y Surinam.

Según ONU Hábitat, para el 2030, cerca de 3 billones de personas, o sea, el 40% de la población del mundo, necesitarán tener acceso a viviendas, infraestructura básica y a otros servicios tales como sistemas de acueducto y saneamiento. Eso quiere decir que se necesitarán construir 96.150 viviendas diarias, en suelos con servicios y documentos a partir de este momento y hasta el 2030, abriendo un merado propicio para el sistema constructivo de Azembla y muchos otros productos colombianos del sector constructor.

trinidad-y-tobago

Además, supone un reto de grandes magnitudes para los gobiernos y sectores constructivos a nivel mundial. Así lo han entendido países como Filipinas, Venezuela, Curazao, Surinam, Panamá, Trinidad y Tobago, Chile y Jamaica, que le han dado un voto de confianza al Sistema Constructivo RBS de Azembla, como una respuesta eficiente a la construcción de vivienda tanto VIS como No VIS.

proyecto-nobleza-de-coris-4Este logro para una empresa 100% colombiana, ha requerido aceptar el reto de exportar y hacerlo con calidad y bajo los estándares que se requieren a nivel global. “En el contexto internacional no solo basta con tener un buen producto, se hace necesario ser el mejor, conocer el mercado, innovar, ofrecer estándares muy altos de calidad, entender al cliente y sus necesidades, diversificarse, tener diferenciadores importantes que le de valor agregado al producto y sumar a esto una gran ética empresarial que sume al proceso”- asegura Alejandro Albán, gerente de Azembla SAS.

La ventaja de este sistema liviano está en que, así como un juego infantil de armar, está compuesto de paneles conectores y accesorios para crear fácilmente muros y cubiertas, en menos tiempo que un sistema tradicional; sin necesidad de mano de obra altamente calificada; reduciendo el uso de maquinaria pesada; sin desperdicios de material, y adaptándose a cada necesidad.

Y es que así como en Colombia, muchos países comparten la ingente necesidad de dar una solución no solo rápida o eficiente, sino durable y digna a cientos de ciudadanos, orientando esfuerzos globales para crear ciudades de calidad y reducir notablemente las cifras de déficit de vivienda.

Además, el sistema RBS hace la diferencia, ya que es tan versátil, que hace fácil que sus paneles puedan ser fundidos en concreto para construcciones permanentes, o utilizados en vacío con estructuras metálicas, para edificaciones livianas permitiendo ser portables y desarmables.

“Gracias a sus grandes características ya completamos en Panamá, más de 6,500 viviendas construidas con el sistema, donde el Gobierno ha preferido a Azembla, por ser muy liviano y fácil de transportar a zonas alejadas donde se necesita construir vivienda VIS; es termoacústico, por lo que se adapta a variados climas; no lo afecta la humedad, los microorganismos, o salinidad del mar, por lo que resulta ideal en ambientes agresivos; no se necesita mano de obra calificada para su armado; por su tratamiento contra rayos UV (ultravioleta), mantiene su color durante toda su vida útil y puede durar más de 50 años”- sugiere el especialista de la marca.

Un aporte de la ingeniería y calidad colombiana, para seguir construyendo ciudades de calidad, con un alto sentido sostenible.

DESTACADO

“Es un orgullo llegar a una casa con nuestro sistema con 20 años de vida útil, intacta como el primer día. Por allí han pasado los hijos, los dibujos en la pared, y muchas historias, que han hecho que la gente ame su vivienda. Venderla no es una opción, porque la calidad ha sido única y lo han podido evidenciar a lo largo de décadas” – William Darío Pardo Moreno, gerente comercial de Azembla SAS.