La oposición y el chavismo, más cerca del diálogo

344

MarchaParece inminente que la oposición y el gobierno de Venezuela se sienten frente a frente para intentar dirimir sus diferencias. El viernes la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado que pareció haber quitado del camino el peñasco que impedía a las partes volver a conversar. Cuando el Consejo Nacional Electoral anuncie la fecha de recolección del 20% de las firmas del padrón electoral, que podría concluir con la activación de un referéndum revocatorio del presidente Nicolás Maduro, podrá saberse la fecha del inicio de las conversaciones.

Los facilitadores serán los expresidentes de España José Luis Rodríguez Zapatero, de República Dominicana Leonel Fernández, de Panamá Martín Torrijos, y un representante del Vaticano por designar.

La necesidad de un acuerdo es tan urgente como en 2002, cuando el entonces secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, se instaló durante casi un año en Caracas para intentar encontrar una salida a la crisis creada después del golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez en abril de aquel año, o como en abril de 2014, cuando la Unión de Naciones Sudamericanas y el Vaticano intentaron sentar a las partes después de dos meses de intensas protestas convocadas por un ala de la oposición liderada por los opositores Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma.

Hoy Venezuela vive sumida en el caos creado por la aplicación de un modelo económico estatista y en exceso dependiente de cotización del precio del petróleo, que provee el 96% de las divisas que obtiene la República, y de las gigantescas deudas acumuladas con los proveedores de bienes e insumos básicos debido a los impagos del gobierno.

La MUD pasó revista en cinco puntos al estatus del proceso y todos tienen un visto bueno a falta de la confirmación de la fecha del próximo paso en el camino del referéndum revocatorio. La alianza opositora ha saludado la decisión de incluir al Vaticano entre los mediadores. Una de sus quejas era la aparente coincidencia del grupo de expresidentes con la visión que tiene el Gobierno de la crisis venezolana y los modos de conjurarla.

Ahora se han dado por satisfechos porque las futuras conversaciones no serán ya en la República Dominicana, donde se produjeron los primeros acercamientos entre las partes, y aseguran que el Gobierno se ha comprometido a liberar a todos los presos políticos transcurridos 15 días de iniciado el diálogo. “Advertimos que no aceptaremos más presos políticos”, aclara el comunicado. Se espera que este martes el CNE anuncie cómo continuará el proceso revocatorio. El miércoles, si no hay respuesta, acudirán a la sede del Poder Electoral para solicitar una pronta definición.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente