La Paulownia, el árbol más rentable del mundo

En Colombia ya se cultiva.
El cultivo de la Paulownia ha sido exitoso en todos los suelos y climas colombianos. Ardila señala que han sembrado a nivel del mar, cerca de Cartagena, y a 2.850 metros, en poblaciones como Ipiales o Pasto.

118

En Colombia ya está disponible la Paulownia, el árbol más rentable del mundo, pues a los cinco años de sembrado mide de 25 a 30 metros, su madera es semipreciosa con múltiples aplicaciones, todas sus partes son útiles, sus hojas colaboran con la producción de oxígeno para el planeta y crece en zonas que van desde el nivel del mar hasta los 2.850 metros.

Inversionistas y campesinos encuentran en la Paulownia un excelente aliado, no solamente en términos financieros, sino en asuntos ambientales: las raíces, con una profundidad de nueve metros, recuperan suelos, son ideales para la reforestación, combaten la erosión y generan nitrógeno para el medio ambiente.

Al año de sembrada la planta produce biomasa para aglomerados y pulpa de papel. Al año y medio se pueden sacar estacones para cercas; a los dos años florece y es muy útil en la producción de miel de abejas y jalea real, todo esto aparte de la producción maderera.

Después del florecimiento, el árbol se vuelve muy atractivo a la vista y su belleza lo convierte en planta ornamental, con muchas aplicaciones en parques y edificios.

Especial para Colombia

En Colombia disponemos de la Paulownia gracias al fundador de Agropaucol, Andrés Ardila, quien investigó en el mundo entero una especie de planta maderable que se pudiera sembrar y explotar en el país.

La planta de producción de Agropaucol se encuentra en Jamundí, Valle del Cauca, al sur de Cali.

“Yo quería sembrar y producir un árbol que fuera maderable y amable con el medio ambiente, pero me encontré con la teca y el cedro que son explotables a los 20 o 30 años”

Explica.

“Encontré la Paulownia, planta de origen chino, que produce una madera muy fina que se puede comercializar a buen precio, su cultivo es relativamente corto y una sola sembrada alcanza para 70 años. Es decir, después de sembrarla no hay que resembrar”, añade.

El árbol que se produce y comercializa en Colombia es la Paulownia Tormentosa. Ardila llegó a esta especie después de cultivar y probar varias clases de semillas seleccionadas y tratadas para nuestro medio: “Después de encontrar la planta que más sirve al territorio colombiano, empezamos a comercializarla hace dos años y medio”.

Efectividad del ciento por ciento

El cultivo de la Paulownia ha sido exitoso en todos los suelos y climas colombianos. Ardila señala que han sembrado a nivel del mar, cerca de Cartagena, y a 2.850 metros, en poblaciones como Ipiales o Pasto. “Hemos tenido una efectividad del 100 por ciento de individuos sembrados”.

La firma Agropaucol asesora al campesino y al inversionista en la forma de preparar el terreno y diseñar el sistema de riego.

“Para que sea productivo aconsejamos sembrar mínimo una hectárea con los árboles. Si se hace correctamente el riego y se prestan los cuidados requeridos, la siembra de una hectárea puede costar unos 20 millones de pesos. Al cabo de cinco años, solo la madera generada se puede vender en 130 millones de pesos”, calcula el fundador de Agropaucol.

Como en botica

Además de la productividad misma de la madera, las hojas, los tallos, el néctar de las flores, entre otros elementos de la Paulownia, la planta es muy útil para combinar la explotación de terrenos con otros sembrados como cacao, plátano, hierbas aromáticas y árboles frutales, e incluso con la ganadería, porque las hojas son un rico alimento para las reses.

Sobre las características de la madera producida por la Paulownia, Ardila recalca que a los cinco años el tronco tiene un diámetro de 60 a 65 centímetros, con una altura de 25 a 30 metros.

La madera es semipreciosa de color blanco, vetas muy definidas, no se tuerce, no se agrieta y es muy resistente

La planta tiene un crecimiento diario de 1,5 a dos centímetros diarios. “El rendimiento de una hectárea sembrada de pino es de 65 metros cúbicos. El de la Paulownia es de 163 metros cúbicos”, señala el empresario.

La madera generada por la planta es excelente en la fabricación de muebles, botes, cabañas, pisos, instrumentos musicales, puertas y aplicaciones a la construcción en general.
Es decir como decían los boticarios de antes cuando vendían algo en su dispensario:

“La Paulownia sirve para todo”

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente