Tener un grupo de trabajo altamente productivo en las empresas es el ideal, la realidad es que la productividad de cada persona no siempre es la misma, y esto depende de muchos factores, la pregunta es ¿cómo encontrar a los candidatos más productivos y que realmente se adapten a las empresas? Es evidente que la personalidad es muy importante en este proceso. Descubra el equilibrio entre la productividad y personalidad ideal de un candidato.

Por lo general, los procesos de selección de las empresas enfocan su atención en todo lo referente a la personalidad de los candidatos y su perfil, pero muy pocos se detienen verdaderamente a mirar la productividad. La verdad es que ambas cosas son muy importantes, ya que la productividad que ha tenido una persona en el pasado puede dar una idea de los resultados que podrá dar en un futuro en su organización; y la personalidad muestra las habilidades de la persona, qué tanto se ajusta al cargo, al jefe y a su equipo de trabajo. Señaló el director de Performia Colombia Jairo Pinilla.

¿Cómo saber qué tan productivo es un candidato?

Averigüe los resultados que ha tenido en trabajos anteriores; las funciones son importantes, pero no tanto como los logros de una persona. Puede indagar en la experiencia de los tres últimos trabajos, hacer esto antes de citar a una entrevista optimizará los procesos de búsqueda y selección. Si usted es un candidato, coloque en su hoja de vida de forma resumida los logros más significativos de su experiencia laboral.
Si bien es cierto que cuando una persona llega a un cargo necesita mucha orientación y capacitación, también es cierto que, de acuerdo a las especificaciones del perfil, necesita tener un conocimiento y experiencia previa específica. Entonces debe tener en cuenta esta información al momento de seleccionar y colocar a una persona en puesto, ya que muchas empresas prestan poca atención en la orientación inicial que debe tener una persona nueva, y esto puede hacer que el individuo pierda mucho tiempo preguntando qué debe hacer y a quién debe dirigirse.

¿Qué tan importante es la personalidad para un cargo?

Evidentemente es muy importante, por ejemplo, imagine un jefe muy directo y poco paciente, al que le contratan una asistente lenta y susceptible, ¿qué cree usted que sucederá al transcurrir de los días? La asistente se siente muy mal cada vez que su jefe le habla, y le tiene miedo porque siente que éste es muy duro con ella; entonces sus personalidades no son compatibles, tal vez esta asistente puede ser muy productiva, pero en definitiva no con este jefe. Por eso antes de contratar a una persona, es importante tomar en cuenta la personalidad de su jefe directo, la dinámica del equipo, las habilidades que debe tener y si encaja con los objetivos de la empresa. Muchas veces el fracaso en la selección de personal se da por no tomar en cuenta estos factores antes de contratar a una persona.

Una personalidad ideal no implica una productividad ideal, en nuestra experiencia hemos visto gente con una personalidad terrible y con unos resultados geniales en su trabajo; también por el contrario, existe gente queridísima por todos, pero que no produce lo que debe o es ineficiente, por ejemplo.

No existe ningún ser humano con una personalidad perfecta y eso lo sabemos, si algún test de personalidad de los que hacemos sale así, sabemos que la persona manipuló las respuestas intentando dar buena impresión, y no respondió a conciencia. En este sentido, pensamos que no existen personalidades buenas o malas, simplemente que algunas se ajustan a unos perfiles y otras no, algunos tienen ciertas habilidades y otros tienen otras, lo más importante es colocar a la persona correcta en el cargo correcto para así mantener y mejorar su productividad en un cargo dentro de la empresa. Concluyó el director de Performia Colombia Jairo Pinilla.

Por: Marlyn Sandoval
Marlyn Sandoval