La psicología oscura en el lugar de trabajo: ¿Cómo detectar y prevenir la toxicidad laboral?

2536

Desde los distintos estudios realizados por las diferentes ramas de la psicología se pueden detectar los comportamientos de las personas en sus ámbitos laborales, para evitar aquellas personalidades tóxicas que generan malestar y entorpecen los procesos.

La psicología oscura es una de las ramas de la psicología que se encarga del estudio de los comportamientos negativos de las personas, como el narcisismo, el maquiavelismo y la psicopatía.

Para conocer más sobre esta rama se puede consultar un documento de psicología oscura pdf en donde se encuentra toda la información necesaria para conocer con mayor profundidad el ámbito de interés de esta ciencia.

Psicología oscura en el trabajo

Como mencionamos anteriormente, la psicología oscura se encarga de estudiar el comportamiento negativo de los individuos así como también de evitar que personas con estos rasgos accedan a cargos jerárquicos en sus trabajos, ya que pueden resultar nocivas e incluso peligrosas para el resto de las personas que se encuentran allí.

Los rasgos subclínicos son aquellos que no son patologías, enfermedades ni trastornos pero que de todas maneras inciden en el comportamiento humano de manera negativa. Como ya dijimos, los rasgos subclínicos que estudia la psicología oscura son el narcisismo, el maquiavelismo y la psicopatía.

Estos tres rasgos combinados en una persona pueden provocar que la misma actúe de manera perjudicial para todos los demás en pos de alcanzar sus propias metas individuales.

Las personas narcisistas son aquellas que se comportan de manera egocéntrica, que no miden las consecuencias de sus actos, necesitan que todos las idolatren y se consideran omnipotentes.

Por otro lado, las personas maquiavélicas son aquellas que persiguen sus fines sin tener en cuenta a quienes se encuentran a su lado, e incluso perjudicando a otras personas de manera intencional.

Finalmente, las personas psicópatas son aquellas que carecen de empatía y muchas veces disfrutan del sufrimiento ajeno, o simplemente no pueden conmoverse frente al dolor de los demás.

Teniendo en cuenta esto, podemos observar por qué resulta peligroso que personas con estos rasgos asuman distintos puestos laborales, especialmente si se trata de puestos jerárquicos, ya que podrán ser sumamente dañinas para sus colegas.

¿Por qué es importante?

Muchas empresas realizan diagnósticos de los comportamientos de sus colaboradores mediante la psicología oscura para poder detectar personalidades con dichas características y prevenir que perjudiquen a la empresa en general y a sus colegas.

Las personas que poseen estos rasgos subclínicos, que en psicología oscura se conocen como tríada oscura, muchas veces son consideradas personas tóxicas por sus compañeros aún sin conocer su diagnóstico.

¿Cómo detectar comportamientos tóxicos?

Muchas veces los comportamientos tóxicos en el ámbito profesional se pueden observar recién después de un tiempo considerable de que la persona se encuentre trabajando allí, ya que muchas veces la primera impresión que generan este tipo de individuos es de sumo agrado para los demás.

Para poder detectar la toxicidad laboral se puede estar alerta a situaciones tales como:

  • Críticas constantes hacia otros colegas.
  • Comportamientos impulsivos y violentos.
  • Visión negativa frente a cualquier hecho, de manera constante.
  • Actitudes manipuladoras para conseguir sus objetivos, desestimando a los demás.
  • Personalidades absolutistas que buscan tener el control y el poder siempre

¿Cómo comportarse frente a estas actitudes?

Las personas que detectan la toxicidad laboral pueden actuar de distinta manera frente a ella para no verse involucradas ni colaborar con un mal clima en la empresa. Una de las maneras en que puede afrontarse esto es la asertividad.

Ser una persona asertiva es sinónimo de ser una persona firme que no se deja manipular por otros. Para poder adoptar esta postura se puede comenzar por regular las emociones, evitando que afecten demasiado en el ámbito profesional.

Además, es necesario expresar los sentimientos de manera adecuada al contexto para evitar comportamientos impulsivos. También es necesario marcar límites al trato que los demás tengan, demostrando seguridad y confianza en uno mismo.

¿Cómo prevenir la toxicidad laboral?

Uno de los mejores métodos que ayuda a prevenir la toxicidad laboral es la psicología oscura, ya que ella es la encargada de detectar personalidades tóxicas que interfieran en el buen clima laboral y perjudiquen a sus compañeros.

Otra manera de prevenir este tipo de actitudes en el ambiente laboral es evitar las confrontaciones y mantener una actitud asertiva que permita vincularse con los colegas desde un lugar de respeto mutuo, en donde todos trabajen de manera conjunta para alcanzar los mismo objetivos.

La toxicidad laboral muchas veces puede darse no solo por personas que presentan los rasgos subclínicos que mencionamos anteriormente, sino también por situaciones cotidianas que llevan al límite los buenos tratos entre los profesionales.

Para evitar la toxicidad que se genera por diversos motivos en un ámbito laboral pueden tenerse en cuenta distintas estrategias. Una de ellas tiene que ver con la generación de espacios de trabajo más amenos.

Para lograrlo, se pueden proponer pequeños momentos de recreación durante la jornada laboral, se pueden brindar capacitaciones que aumenten el capital humano de la empresa, generar situaciones de diálogo y distensión entre todos los colaboradores.

También es importante que las personas que trabajan allí perciban un salario emocional además del salario económico que reciben por su trabajo. El salario emocional hace referencia a todos los factores que van más allá de las condiciones materiales.

Una persona que se encuentra a gusto en su lugar de trabajo tiene muchas más probabilidades de ser más productiva y aportar a un mejor ambiente laboral que aquella que va de mala gana a trabajar.

Poder generar espacios de buen clima laboral y ofrecer incentivos a los colaboradores son dos estrategias que resultan muy efectivas para prevenir y eliminar la toxicidad laboral.

Tener en cuenta todos estos aspectos, junto con los estudios que aporta la psicología oscura, son de vital importancia para generar espacios laborales más agradables para todos los colaboradores, que dan como resultado mejores niveles de productividad y de posicionamiento de la empresa.

Evitar los comportamientos tóxicos es fundamental para poder ofrecer un mejor ambiente laboral y desarrollar más los perfiles profesionales y personales de cada uno de los colaboradores.