Se trata de uno de los modelos más populares de Toyota a nivel mundial. El RAV4 se prepara para un relevo generacional importante, que le concede una plataforma modular, una mecánica híbrida enchufable y más espacio interior que nunca.

Presentado en el Auto Show de New York, el nuevo SUV compacto de Toyota se beneficia de una plataforma modular que también servirá a los futuros Prius, Camry y Corolla, que se denomina TNGA –Toyota New Global Architecture– y entre sus ventajas destacan la ligereza y una perfecta adaptabilidad para mecánicas híbridas y eléctricas pues se ha desarrollado desde el inicio para tal fin.

El interior da un salto de calidad importante, pues recibe una pantalla táctil de 8 pulgadas y diseño flotante que ocupa la parte central del tablero. Además, el sistema de infoentretenimiento Entune 3.0 es más completo con lo último en conectividad y un equipo de sonido firmado por JBL pero en materia de equipamiento, destacan los sistemas Safety Sense de Toyota: un sistema de alerta de colisión frontal con frenada autónoma, un asistente de mantenimiento de carril que actuará igualmente sobre la dirección, control de velocidad adaptativo, alerta de tráfico cruzado posterior –para salir de las plazas de aparcamiento en batería– y un sistema de alumbrado automático que permitirá cambiar de luces de cruce a las de carretera y viceversa.

Los últimos desarrollos de Toyota para este modelo han sido de mecánica. Una motorización híbrida enchufable que asocia un compacto motor de gasolina de 2.5 litros a otro eléctrico para ofrecer una potencia próxima a los 200 caballos, acoplado a un cambio automático por convertidor de par de 8 marchas –que sustituye al CVT– y por un inédito sistema de tracción 4×4 conectable llamado AWD-i.

Fuente y más información: Car And Driver
Fotos: CarScoop