La iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro fue construida en la de década de los 50’s y desde entonces hace parte de toda la comunidad del barrio Bocagrande. Hoy se puede mirar el proyecto en el cual se encuentra ahora en su fase de construcción que ofrece a sus fieles condición y confort.

La nueva estructura aun ocupa su espacio original pero con su nueva distribución triplicará la capacidad del templo, que tendrá forma de auditorio y para los niños se designara un espacio para que disfruten de una recreación sana mientras sus padres celebren las misas.

Se colocará un ascensor amplio para dar mayor acceso a las personas en calidad de discapacidad, 12 puertas que ayudaran a una mejor fluidez y una rápida evacuación.

La altura fue un aspecto determinante para su construcción ya que la imagen de la iglesia debe destacar y que de la misma manera invite a la comunidad. Se realizó un homenaje a la memoria de lo que fue la estructura del templo desde sus inicios por eso se utilizaron las primeras líneas de composición proyectando para darle la nueva volumetría a la estructura.

Al ser el templo dedicado a la virgen maría se tomó el símbolo mariano más importante para desarrollar la fachada implantando su lectura, también se mantuvo el símbolo de la cruz en un punto alto donde sea visible en toda la bahía.

La nueva construcción del templo consiste en integrarlo con la bahía, el mar y el parque lleno de naturaleza y a la armonía que lo rodea.

El templo proyecta ser un símbolo que demuestre la hermosura de la ciudad, un icono que muestre integración entre templo, fe, bahía, mar, brisa y sol .