La revolución libera tras 30 meses a Rosmit Mantilla, diputado opositor y activista homosexual

447

“Tras dos años de secuestro y encierro, salí más fortalecido. El hierro de los barrotes me corrió por la sangre. Ahora voy fuerte a la Asamblea Nacional”. Rosmit Mantilla, diputado suplente de la Unidad Democrática y activista del movimiento LGBT, ha recobrado la libertad tras 30 meses encarcelado por la revolución y tras los acuerdos alcanzados entre la oposición y el oficialismo el pasado fin de semana, en los que el Vaticano ejerce un papel fundamental y que también cuentan con la mediación del ex jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

“Lo primero que se me viene a la mente es la palabra compromiso, compromiso con los venezolanos, compromiso con los presos políticos, compromiso con mis hermanos, que están haciendo cola, que no tienen medicinas, que están en manos de la inseguridad, compromiso con el cambio”, subrayó Mantilla, de 33 años, al canal NTN24 en su habitación del Hospital Urológico de Caracas, en donde se encontraba convaleciente de una operación en su estómago. Allí mismo recibió su carta de libertad.

El conocido activista progay tomará posesión de su acta de parlamentario el próximo martes, convertido ya en un símbolo para la Venezuela que lucha por la salida del poder de Nicolás Maduro. Amnistía Internacional (AI) declaró a Montilla preso de conciencia hace un año.

El dirigente de Voluntad Popular (VP), el partido del también preso político Leopoldo López, se convirtió en diputado suplente por San Cristóbal de Táchira, estado fronterizo con Colombia, gracias al aluvión de votos (75,82%) recibido por la candidatura opositora en diciembre pasado. Mantilla se convirtió así en el primer parlamentario de la historia de Venezuela que se ha declarado abiertamente activista homosexual. Fundador del Movimiento Proinclusión, fue el primero en reclamar a la Asamblea la aprobación del matrimonio homosexual.

El Sebin detuvo en mayo de 2014 a Mantilla, estudiante de Comunicación Social y de Derecho, en la vivienda de sus abuelos. Según el Foro Penal Venezolano, “agentes del Sebin colocaron sobres con dólares” para acusarle de financiar las protestas estudiantiles. La acusación posterior de la fiscalía se basa únicamente en estos dos sobres hallados en su dormitorio y en las declaraciones de un “patriota cooperante”, un testigo cuya identidad se desconoce.

“Rosmit Mantilla está en libertad, sigamos unidos luchando por la libertad plena de todos los presos políticos. ¡Palante!”, se congratuló Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Unidad y firmante de los acuerdos. La oposición espera la libertad de un grupo importante de presos, entre los que se encontrarían el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma; Yon Goicoechea, dirigente de Voluntad Popular (VP); los otros dos diputados suplentes; dos dirigentes indígenas de Amazonas y los jóvenes arrestados en un campamento de protesta en 2014. En las cárceles bolivarianas permanecen en la actualidad 108 presos políticos.