La severa ola de frío que ha dejado decenas de muertos en Europa

Europa está sufriendo un invierno severo.

363

Desde el 1 de noviembre de 2016, al menos 65 personas han muerto de frío, a causa de las temperaturas heladas que siguen apoderándose de gran parte del continente.

En los últimos días, debido a la bajada drástica de las temperaturas, se han registrado más de 20 muertes, algunas de ellas en Italia, República Checa, Polonia, Turquía, Ucrania y Rusia.

Solo el domingo 8 de enero, 10 personas murieron de frío en Polonia.

Praga, capital de República Checa, soportó este fin de semana su noche más fría en lo que va del invierno, según las autoridades, y seis personas murieron.

En Italia, los albergues para personas sin hogar están abriendo sus puertas día y noche, ya que las bajas temperaturas han causado la muerte de siete personas, de las que cinco vivían en la calle.

Los aeropuertos de Bari y Brindisi, en el sur de Italia, y el de Sicilia, cerraron durante el fin de semana. Roma también registró temperaturas heladas.

La Navidad más fría

En Rusia, las temperaturas en algunas regiones han descendido por debajo de -40ºC y el 7 de enero, Moscú, celebró su Navidad ortodoxa más fría en 120 años.

Decenas de vuelos han sido cancelados o retrasados ​​en esa ciudad.

La gigantesca tormenta de nieve que clausuró a Nueva York
Las clases escolares fueron suspendidas en varias regiones del país, sin embargo las autoridades dicen que se esperan temperaturas más suaves en los próximos días.

Preocupación por inmigrantes y refugiados

Grecia, que suele tener un clima más templado, ha sido testigo de temperaturas de -15ºC en el norte del país, donde murió un inmigrante afgano.

En Atenas, la temperatura no se elevó por encima de 0ºC durante el fin de semana y muchas de las islas estaban cubiertas de nieve.

Algunas de las islas griegas son el hogar de miles de refugiados y muchos se están trasladando a viviendas temporales y carpas con calefacción.

En Turquía, cerca de la frontera con Bulgaria, se encontraron los cuerpos de tres migrantes, dos iraquíes y uno somalí.

El estrecho del Bósforo está cerrado a la navegación después de una tormenta de nieve y decenas de vuelos han sido cancelados.

La organización Médicos sin fronteras dijo estar “muy preocupada por las miles de personas vulnerables en todo el continente en peligro y atascadas en condiciones indignas”.

Señaló que “son especialmente preocupantes las 2.000 personas que viven en asentamientos informales en Belgrado, capital de Serbia, donde las temperaturas están cayendo hasta los -20ºC”.

Agregó que la mayoría de ellos eran jóvenes de Afganistán, Pakistán, Irak y Siria.