La temporada del Ballet Bolshoi 2018 – 2019 continúa en diciembre con la fantástica leyenda de La Sílfide, uno de los ballets románticos más antiguos del mundo. Marcó un antes y un después en la historia del ballet. Es la obra que generó el arquetipo de bailarina que hoy conocemos: etérea, con tutú de tul blanco y que danza sobre las puntas de los pies.

La Sílfide cuenta la historia de James, un joven escocés comprometido quién se enamora de una figura misteriosa que se le aparece en sueños y le profesa su amor. Con esta obra se creó un ícono del ballet romántico: la etérea sílfide, símbolo, además, del amor inalcanzable. Este es uno de los más famosos y representativos del ballet romántico. La coreografía original de Filippo Taglione (lo hace especialmente para su hija María Taglione) y libreto de Adolphe Nourrit, está basada en un relato del escritor francés Charles Nodier Trilby, ou le lutin d’argail (Trilby o El duende de Argail) publicado en 1822.

LA LEYENDA:
La sílfide es uno de los personajes fantásticos más conmovedores que los mitos y las leyendas han concebido. Su origen está fuertemente vinculado a las tradiciones místicas y filosóficas herméticas del Renacimiento. El célebre alquimista Paracelso definió, en su Tratado II, a la sílfide como un espíritu ligado al aire, teniendo en cuenta que éste era considerado uno de los cuatro elementos junto a la tierra, el agua y el fuego. Las sílfides eran entidades femeninas, dotadas de una gran belleza, de siluetas esbeltas y bellos rizos dorados. Poseían alas de libélula, con una hermosa gama cromática. Por ser entidades relacionadas con el aire se las consideraba etéreas.

Una sílfide, además de su belleza, era propietaria de un carácter amistoso. Se le ha asignado propiedades mágicas, como la capacidad de levitar, que era totalmente independiente de las alas que poseía. Las sílfides disfrutaban de una vida solitaria en las copas de los árboles o en las cimas de las montañas y era muy raro poder verlas cerca de la tierra.

El 2 de diciembre llega a las salas de Cine Colombia La Sílfide, una fantástica historia del amor imposible que surge entre un granjero escocés y el espíritu de una sílfide. Espectadores de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Ibague, Villavicencio, Armenia, Pereira, Popayán y Manizales podrán disfrutar de esta producción en una única función.

¿Por qué ver esta temporada?

Como cualquier expresión artística estimula los sentidos, genera emoción y placer, ayuda a mitigar el estrés y estimula el pensamiento creativo, entre otras muchas maravillas. Asistir a una sala de cine para contemplar las 8 magníficas obras del Ballet Bolshoi, el mejor del mundo, que trae Cineco Alternativo le permite a todos los colombianos viajar a Rusia desde la comodidad de su silla. Toda la tecnología audiovisual moderna está dispuesta para permitir a los asistentes observar, desde diferentes ángulos y planos, la elegancia, exigencia física, la sincronía armoniosa de los movimientos, el disfrute pleno y en alta calidad de la música orquestal que acompaña la puesta en escena, montada por un equipo de más de 100 personas, y la posibilidad de detallar la escenografía en todo su esplendor.

¿Dónde ver el ballet?

Esta variada temporada se vivirá en alta definición y el mejor sonido. Cuenta con los títulos de increíbles compositores como Pyotr Ilyich Tchaikovsky, Léon Minkus, Léo Delibes y Herman Severin Løvenskiold. Los espectadores tendrán acceso a contenido exclusivo: entrevistas con los principales bailarines y coreógrafos de la temporada de la mejor casa de ballet del mundo. 12 ciudades, 22 teatros y 8 funciones, harán parte de esta temporada que tiene algo para todos los gustos. Espectadores de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Ibague, Villavicencio, Armenia, Pereira, Popayán y Manizales podrán conectarse mediante el lenguaje universal, el baile.

Boletería

Ya están disponibles las boletas para cada uno de los títulos de la temporada del Ballet Bolshoi 2018 – 2019.