La Sub-23 peca en definición y empata en la ida del repechaje

184

Colombia - Estados UnidosLo que le sirvió a la mayores le faltó a la Sub-23. El liderazgo de Sebastián Pérez y la claridad de Marlos Moreno, tan importantes en la victoria del jueves en La Paz, brillaron por su ausencia este viernes en Barranquilla.

La Selección Preolímpica empató 1-1 el partido de ida del repechaje contra Estados Unidos y ahora deberá ganar el martes en Texas para clasificar a los Juegos de Río 2016.

Las cosas empezaron mal desde la antesala. A pocos instantes del inicio del partido, Cristian Borja apareció en la formación como lateral izquierdo en lugar de Déiver Machado, quien minutos antes había sido anunciado como inicialista.

Las dudas del cuerpo técnico contagiaron a los jugadores -sobre todo a los de la labor defensiva-, quienes encararon el duelo con inseguridad y timidez. Todo lo anterior se conjugó y provocó el 0-1 del visitante en el minuto 5.

Leudo (salió en el minuto 32) y Barrios (no fue el mismo del Tolima) descuidaron la zona de contención y Borja permitió un ataque por su sector. Mario Rodríguez llegó a línea de fondo y asistió a Luis Gil, quien puso a celebrar a los gringos.

Quintero, que empezó muy activo liderando todos los ataques de Colombia y dejando dos veces mano a mano a Preciado (antes del 0-1), no encontró en Andrés Felipe Roa -de flojo partido- al compañero ideal. Después ingresó Jarlan Barrera, quien debió ser titular, y ahí mejoró algo el circuito de juego.

Falló el equipo del Piscis en el último cuarto de cancha. En la generación de fútbol, pero sobre todo en la definición. No pudieron Andrés Rentería (actuó como extremo por izquierda) y el goleador Hárold Preciado, a quien se le cerró el arco.

La solución, como le pasó a Pékerman contra Bolivia, llegó desde el banco. En el minuto 61 Santos Borré llegó al partido enchufado y encendido.

A los 65’, justo después de que Colombia se salvara del 0-2 en un remate que se estrelló en el horizontal, le anularon una jugada de gol. Y a los 66’ fabricó el penal que Quintero cambió por gol 60 segundos después.

En los minutos finales la Selección fue al frente a buscar el tanto de la victoria que no llegó por el pecado que se hizo reiterativo durante toda la tarde del soleado Viernes Santo: la falta de definición.

¿La solución será Marlos Moreno? Pékerman, que vio el partido desde el palco principal de la tribuna occidental, y El Piscis, que tiene mucho que reflexionar y replantear de cara al juego de vuelta, decidirán en las próximas horas.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente