La supremacía de Mercedes ya adelanta a la de Red Bull

276

49 Grandes Premios, ni uno más ha necesitado el equipo Mercedes para imponerse al mejor equipo Red Bull de la historia, en el que Vettel consiguió sus cuatro títulos mundiales.

Si bien es cierto que los de Toto Wolff alcanzaron su victoria número 43 en el último Gran Premio disputado en Hockenheim con la victoria de Lewis Hamilton, Mercedes ha batido la marca de Red Bull en 28 carreras menos.

El arranque del dominio de la escudería de la estrella fue en Australia 2014, y pese al abandono de Lewis Hamilton al arrancar la carrera, Rosberg se llevó el Gran Premio, el primero de una larga listapara Mercedes. Durante la temporada 2014 el equipo de Toto Wolff consiguió un total de 16 victorias en los 19 Grandes Premios disputados. El título fue para Hamilton que sumaba de esta forma su segundo Mundial tras el de 2008. Solo era el comienzo de su dictadura.

En 2015, la historia se repitió, Mercedes y Hamilton se llevaron un nuevo campeonato, consiguiendo el mismo número de victorias que la temporada anterior, 16 triunfos en 19 carreras, incontestable el dominio de Rosberg (de nuevo subcampeón) y Hamilton por segundo año consecutivo.

Un total de 6 Grandes Premios dejaron escapar los pilotos de Mercedes en 2014 y 2015. Esta temporada no están por la labor de dejar algo más a sus rivales. Acumulan 10 victorias en las 11 carreras disputadas hasta el momento. Un total de 42 victorias en los 49 Grandes Premios en los que se extiende el dominio de la escudería alemana.

Vettel aprovechó del dominio de su Red Bull durante las temporadas 2010, 2011, 2012 y 2013, y lo explotó al máximo, proclamándose Campeón del Mundo en esos 4 años.

Durante ese periodo de tiempo el alemán consiguió 34 victorias, mientras que su compañero de equipo, Mark Webber alcanzó un total de 7 triunfos en esas cuatro temporadas.

41 Victorias en los 77 Grandes Premios de dominio de la escudería de Milton Keynes, una cifra que ya ha superado Mercedes, consiguiéndolo en 28 Grandes Premios menos.

Como el propio Hamilton afirma ante el cambio de normativa que entrará en vigor la próxima temporada: “Quiero aprovechar esta temporada porque nuestro dominio se puede acabar”. Lo cierto es que Mercedes en los dos años y medio de ‘abuso’, ha conseguido acabar (en lo que a victorias se refiere) con la etapa desometimiento de Red Bull, y aún quedan carreras para aumentar esa impresionante cifra de 42 victorias en 49 carreras.