2018 ha sido un año atípico en cuanto a las condiciones climáticas en el país, así lo reflejan los reportes hechos por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), iniciando con el primer día del año, donde la entidad reportó que fue el más lluvioso en 10 años.

“A nivel de país tenemos variaciones en lo que es la condición climática en términos de climatología de cada una de las zonas del país. Así para la zona del oriente, por ejemplo, en áreas de la Orinoquía, del pie de monte (llanero), normalmente es una época en la que se presentan lluvias”, explicó el jefe de pronóstico del Ideam, Christian Euscátegui.

La lluvia en climas húmedos puede favorecer el crecimiento de hongos o bacterias en algunas zonas de la piel.

La ola invernal trae consigo inundaciones y emergencias, pero también puede ser un factor determinante en la proliferación de enfermedades vasculares y de la piel, especialmente en zonas de alta humedad.

Aparecen algunas enfermedades alteraciones vasculares que podemos ver en las manos que se ponen los dedos morados, que a veces dan brotes o sensación de dolor o incomodidad que es por el frío”, manifestó el dermatólogo Luis Arturo Gamboa, especialista del Hospital Universitario Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta.

“Ya por la lluvia en climas húmedos puede aumentar la humedad del ambiente y eso puede favorecer el crecimiento de hongos o bacterias en algunas zonas de la piel. Porque genera mayor cantidad de humedad sobre la superficie de la piel y esto puede favorecer la aparición de agentes bacterianos o micóticos”, añadió el médico.

Gamboa expresó también las patologías que pueden aparecer en el cuero cabelludo por la frecuente exposición a la lluvia. En ella se acumulan bacterias y microorganismos que pueden afectar esta parte del cuerpo.

“Igual que pasa con la piel pasa con el cuero cabelludo. O sea, las sustancias químicas que puedan estar en el ambiente con la lluvia pueden llegar a deteriorar no solo el pelo sino el cuero cabelludo”, dijo.

El especialista recomendó utilizar bloqueador solar y elementos que eviten que la piel se exponga directamente a las inclemencias del clima como puede ser el sombrero de ala ancha.