The Economist lanza la bomba contra Italia: «El aspecto más sorprendente del equipo azul es que es el único entre los competidores que no incluye un solo jugador de color»

En Inglaterra , algunos o muchos todavía no han aceptado que perdieron merecidamente la final de la Eurocopa 2020 ante la Italia de Roberto Mancini pero ahora estamos llegando al delirio. Después de varios intentos de repetir la final sin que nadie sepa qué motivo con las peticiones en las redes sociales, aquí está la estocada de The Economist según la cual nuestra selección nacional no sería realmente campeona. ¿La motivación absurda? El hecho de no tener ningún jugador negro en la plantilla de 26 elegidos por el técnico Mancini

Delirio inglés

Según el diario, de hecho, «lo más sorprendente de la selección italiana es que es la única entre los competidores que no incluye ni un solo jugador negro». Por esta absurda razón, por tanto, la vitoria de Italia no se consideraría válida. The Economist continúa diciendo: «Cerca de 5 millones de personas que hablan italiano como su idioma dominante continúan siendo considerados extranjeros. La gran noche del fútbol europeo no fue un gran momento para el multiculturalismo».

Evidentemente este tuit desató la hilaridad en las redes sociales con muchos aficionados italianos pero también muchos ingleses que se burlaron de este absurdo tema también porque dentro de la plantilla de 26 jugadores elegidos por Mancini había tres oriundos: Emerson Palmieri, Rafael Toloi y Jorginho (los tres Italianos de origen brasileño).

No solo eso, porque Moise Kean estuvo muy cerca de la convocatoria y siendo una clase del 2000 con un futuro esperanzador brillante para él, todavía habrá muchas posibilidades de ser convocado. Antes que él también Mario Balotelli quien estuvo varios años en la selección nacional.

Lo sorprendente, sin embargo, es cómo The Economist presentó un argumento completamente sin sentido y sin fundamento. Un comisario técnico, de hecho, es libre de llamar a quien quiera para los europeos y los mundiales y ciertamente no emite una convocatoria mirando el color de la piel del jugador. Esta enésima caída de estilo muestra cómo alguien del otro lado del Canal aún no ha digerido la merecida derrota y en lugar de meditar sobre los errores cometidos por Southgate y sus muchachos, señala con el dedo a los azzurri que siguen celebrando 5 días después de ganar la Eurocopa 2020.

Traducción libre de Il Giornale