La vaquita marina está al borde de la extinción, sólo quedan 60 ejemplares

379

Ambientalistas han advertido que la vaquita marina de México – la marsopa más pequeña del mundo – está más cerca de la extinción que nunca, con el gobierno reportando que sólo quedan 60 ejemplares.

La población ha decaído dramáticamente a pesar de la llegada de refuerzos de la marina en el Golfo alto de California en abril del 2015 para hacer cumplir la prohibición de las redes de enmalle de pesca que han sido culpadas de la muerte de la vaquita marina.

La Secretaría de Medio Ambiente de México realizó un estudio en conjunto con el Comité Internacional de Recuperación de la Vaquita (CIRVA), y por medio de estudios visuales y acústicos, realizados entre septiembre y diciembre del año pasado, concluyeron que la población restante es de aproximadamente 60 ejemplares.

“La vaquita marina está al borde de la extinción,” dijo el Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF) en un comunicados, advirtiendo que probablemente murió un 20% de las marsopas pequeñas desde enero.

El destino de la vaquita ha sido ligado con el de otra criatura marina en peligro crítico, el pez totoaba macdonaldi, que es pescado ilegalmente por su vejiga natatoria, la cual es secada y vendida en el mercado negro de China hasta a $20,000 dólares la pieza, debido a que se cree tiene propiedades afrodisíacas y medicinales.

Los pescadores furtivos utilizan redes de pesca ilegales para atrapar al totoaba, y las vaquitas terminan pereciendo víctimas de la captura incidental.

Las autoridades han pedido ayuda a la población local para reportar las actividades legar. El gobierno mexicano ha accedido a compensar a los pescadores locales con un programa de $30 millones de pesos anuales para que dejen de utilizar la pesca de redes de enmalle.

Pero los marineros desplegados para la protección de la marsopa dijeron a AFP que el mes pasado habían estado encontrando redes de enmalle a diario – estas son 10 veces del largo de un campo de fútbol – a menudo atrapando a totoabas, delfines y tortugas.

Además de la pesca, aumentar la población de las vaquitas marinas representa un reto debido a que una hembra en edad madura solo da a luz cada dos años.

La WWF ha instado a los gobiernos de México, E.U.A. y China a tomar medidas urgentes y coordinarse para detener el contrabando de vejigas de totoaba. Proponiendo que México prohíba todo tipo de pesca en el hábitat de las vaquitas y desplegando una nueva política ambiental para la región.

“Al final, si la vaquita marina se extingue, los tres países compartirán la responsabilidad,” aclaró el grupo ambientalista. “En la WWF estamos convencidos de que aún es posible salvar a la vaquita, pero claramente ésta es nuestra última oportunidad.”


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente