El rey Don Juan Carlos I De Borbón fue proclamado el 22 de noviembre de 1975, tras la muerte de Francisco Franco, de acuerdo con la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 1947. La Constitución española, ratificada por referéndum popular el 6 de diciembre de 1978 y promulgada el 27 de diciembre del mismo año, lo reconoce expresamente como rey de España y legítimo heredero de la dinastía histórica de Borbón, otorgándole la jefatura del Estado.  Anteriormente a su proclamación, había desempeñado funciones interinas del gobierno español durante la enfermedad de Franco.

El papel del Rey en la transición española y su intervención durante el intento de golpe de Estado de 1981, desafiando un intento de golpe militar que buscaba trastornar a la joven democracia posfranquista de España, su apoyo a la unidad europea y su contribución a la hora de estrechar relaciones diplomáticas, han sido objeto de diversos homenajes, reconocimientos, premios y galardones internacionales.

Fue proclamado Rey de España el 22 de noviembre de 1975 y El 2 de junio de 2014, después de 39 años de reinado, anunció su abdicación de la corona de España el 19 de junio de 2014. Le sucedió su hijo, Felipe, tras la aprobación de la Ley Orgánica 3/2014 tal y como establece el artículo 57.5 del texto constitucional.

Cuales fueron las razones que llevaron al rey a abdicar?

El Rey era consciente del rechazo e impopularidad del pueblo español hacia Su Majestad, por los varios escándalos que Don Juan Carlos I protagonizaba y que sus súbditos no le perdonaban. Su afición a las faldas que salió a la luz en varias ocasiones dejando al Rey como un infiel empedernido, le fue restando respeto y admiración de los españoles y del mundo. Una de ellas fue la princesa Corina, una Alemana que se convirtió en la sombra del Monarca y en el martirio de la reina Doña Sofía de Grecia. Su relación salió a la luz e hizo tambalear a la Corona. Igual que la que mantuvo con una vedette española de nombre Bárbara Rey  a la que hicieron callar por muchos años con acuerdos entre el servicio secreto español y el Rey. Se dice que le pagaron una suma importante de dinero y le hicieron numerosas amenazas que atentaban contra su integridad personal si contaba su relación con Su Majestad. A Corina también la hicieron alejarse del Rey y de España, tanto, que ha declarado que no piensa volver nunca más al país ibérico. Pero la lista de amantes del Rey no para aquí, porque las mujeres hacen parte de su mayor debilidad.

En los años 50 el Rey sucumbió ante los encantos de la Miss Universo colombiana Luz Marina Zuluaga y se hizo aficionado a la feria de Manizales donde podía tener contacto con Luz Marina, pero aquí el Rey no tuvo éxito y salió derrotado de su intento por conquistar el corazón de la Miss Universo.

Por otro lado, su yerno Iñaki Urdangarín esposo de la infanta Doña Cristina de Borbón, su hija mayor, se involucra como cabecilla de uno de los escándalos de corrupción más grandes de los últimos años en España llamado El Caso Nóos, dónde sale imputada también la hija del Rey.

Como nace el caso Nóos? Un huracán de 100 tomos.

En el año 1.999 nace el Instituto Nóos. La entidad sin ánimo de lucro que no tendría actividad hasta cinco años después.

En el año 2003 el presidente balear Jaume Matas (del partido popular) e Iñaki Urdangarin, yerno del rey Juan Carlos, negocian un convenio de colaboración con el Instituto Nóos por 1,1 millones de euros.

La trama de Nóos, según la acusación, consigue tres adjudicaciones por trabajos ficticios o sin contenido después de hacer de intermediario en la venta por 18 millones de euros al Gobierno de Matas del equipo ciclista Banesto que pasa a llamarse Islas Baleares.

Nóos cobra de la Generalitat y la Alcaldía de Valencia 3,7 millones de euros para la organización de tres ediciones del Valencia Summit, un certamen sobre ciudades que acogen eventos deportivos. Urdangarin cobra un estudio para celebrar los primeros Juegos Olímpicos Europeos en Valencia.

En el 2005 en el sumario del caso figura un presupuesto de 1,2 millones para la organización de un congreso de dos días sobre deporte y turismo celebrado este año. Para viajes y alojamiento de 100 personas facturan 240.000 euros. Según las facturas entregadas por Diego Torres, entonces socio de Urdangarin, al menos 116.000 euros acabaron en la caja de la empresa Aizoon, propiedad de los duques de Palma.

El diputado socialista Antonio Diéguez destapa el asunto. Denuncia el primer convenio de Nóos con el Gobierno de Matas, sin nombrar Urdangarin.

“Era Urdangarin quien pedía”. El ex presidente del Valencia Club de Fútbol declara ante la policía y el fiscal que se sintió “obligado” a aportar 30.000 euros al Instituto Nóos porque era el yerno del Rey “quien pedía”. El dueño del Villarreal, Fernando Roig, asegura haber pagado 690.000 euros por esponsorizar el estadio del Madrigal, en Castellón.

En el 2010 el juez José Castro abre una pieza relativa al Instituto Nóos, dentro del proceso por presunta corrupción conocido como el caso Palma Arena .

En el 2011 Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, declara como imputado el 11 de julio de 2011. El 12 de diciembre, Urdangarin queda apartado de las actividades oficiales de la Casa Real; 17 días después, Urdangarin es imputado por presuntos delitos en la actividad de Nóos .

En el 2012 La Audiencia Nacional rechaza su competencia para investigar Urdangarin el 4 de enero de 2012. Los días 25 y 26 de febrero, en su primera declaración, Urdangarin se desvincula de la gestión del Instituto y exculpa a la infanta Cristina. El 22 de marzo el juez rechaza imputar a la Infanta.

El 29 de junio, un testigo declara que el conde de Fontao, José Manuel Romero -asesor de la Casa Real-, advirtió Urdangarin que no podía figurar en el gobierno de ninguna fundación. El 14 de agosto, el fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, descarta la imputación de la Infanta. El 21 de noviembre, Anticorrupción pide una fianza de casi 8,2 millones de euros para Urdangarin y su socio Torres.

En el 2013 El 21 de enero, la Fiscalía imputa Urdangarin y Torres por un presunto fraude fiscal. Cinco días después, la Casa Real retira de su página web las referencias a Urdangarin. Y tres días más tarde, el juez imputa al secretario de las infantas, Carlos García Revenga. El penúltimo día de enero, el juez fija una fianza de casi 8,2 millones para Urdangarin y Torres.

El 16 de febrero, Torres declara que la Infanta y la Casa Real conocían las actividades del Instituto Nóos. Una semana más tarde, en su segunda declaración, Urdangarin dice al juez que la Casa Real no autorizó sus actividades.

El 19 de marzo, José Manuel Romero, conde de Fontao y asesor de la Casa Real, reconoce que pidió a Urdangarin que no hiciera negocios valiéndose de su condición de miembro de la Familia Real. A principios de abril, la infanta Cristina es imputada al considerar el juez que pudo consentir que su parentesco con el Rey fuera utilizado por Iñaki Urdangarin y su socio. Sólo 48 horas después, Anticorrupción recurre la imputación de la Infanta y el juez suspende provisionalmente su declaración ante la justicia. Una semana más tarde, la Abogacía del Estado se opone a la imputación de la Infanta y se adhiere al recurso de la Fiscalía Anticorrupción.

El 13 de mayo, la Audiencia de Palma deja sin efecto la citación como imputada en el caso Nóos de la Infanta. Cuatro días más tarde, la Abogacía del Estado asegura no ver delito fiscal por parte de la Infanta. Pero el 24 de mayo, el juez pide a la Agencia Tributaria que investigue supuestas irregularidades por parte de la Infanta. No será hasta el 14 de noviembre cuando la Fiscalía se vuelve a oponerse a la imputación de la Infanta por entender que sólo hay “conjeturas o sospechas”.

En el 2014 l 7 de enero, finalmente, el juez Castro imputa a la infanta Cristina. Una semana después, el fiscal Horrach acusa al juez Castro de apoyarse en una “teoría conspiratoria” para imputar la Infanta. El 25 de enero los inspectores de Hacienda y la responsable policial descartan a su declaración indicios de blanqueo de capitales en la actuación de la Infanta.

A principios de febrero, ante el juez, la infanta Cristina se desentiende de la gestión de Aizoon y dice que confiaba plenamente en su marido. Unos días más tarde, la Fiscalía Anticorrupción estudia solicitar entre 10 y 19 años de cárcel para Urdangarin. El 26 de febrero declara como imputado al abogado Francisco José Carvajal, acusado de grabar a escondidas la declaración judicial de la Infanta .

Un mes más tarde, el juez Castro rechaza de nuevo imputar un delito de blanqueo a Urdangarin, su exsocio Torres y la mujer de éste. A finales de abril, el ex presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps , niega haberse reunido con Urdangarin.

El 18 de junio, Castro pide a la Agencia Tributaria que aclare si Urdangarin pudo cometer delito fiscal en el IRPF de 2007 y 2008. Una semana después, el mismo Castro mantiene imputada la Infanta por dos delitos fiscales y blanqueo y plantea que se juzgue un total de 16 personas, entre ellas Urdangarin por ocho presuntos delitos.

El 26 de junio, el fiscal Horrach recurre la imputación de la Infanta, que considera basada en “un andamio” de “meras conjeturas” influido por los medios de comunicación. Pero el 7 de noviembre la Audiencia de Palma confirma la imputación de la Infanta como cooperadora en dos delitos fiscales de Urdangarin y la sobresee respecto al presunto blanqueo.

El 9 de diciembre, la Fiscalía pide que Cristina de Borbón afronte una responsabilidad civil de 587.413 euros por haberse lucrado y la Abogacía del Estado reclama 168.571 euros. Urdangarin es acusado por seis acusaciones que piden entre 19 años y medio y 26 años y medio de cárcel para él.

El 22 de diciembre, el juez dicta el auto de apertura de juicio oral para 17 acusados, incluida Cristina de Borbón y Grecia. Un día antes de la Nochevieja el juez reduce de 14,9 millones de euros a 13,6 millones la fianza exigida a Urdangarin, después de deducir el IVA ya ingresado.

La Fiscalía pedía 19 años y medio de cárcel  para Urdangarin, mientras que la acusación popular de Manos Limpias solicitaba ocho de prisión para Cristina de Borbón

El expresidente balear Jaume Matas ha sido condenado a tres años y ocho meses de cárcel, pero la trama valenciana ha sido absuelta al completo.

En febrero del 2017, después de varias declaraciones, sentados en el banquillo de los acusados Iñaki Urdangarin finalmente fue condenado a 6,3 años de cárcel y la infanta Cristina absuelta en el ‘caso Nóos’.

Cuando el rey Don Juan Carlos I tuvo conocimiento del escándalo mundial que protagonizaba su yerno Urdangarín y su hija la Infanta Doña Cristina de Borbón y Grecia, se presentó ante la televisión nacional y dirigiéndose a España dijo con tono compungido pero contundente: LA JUSTICIA EN ESPAÑA ES IGUAL PARA TODOS!!


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente